Regulan control aduanero de los envíos y autorizan operadores postales privados en Cuba

El gobierno cubano permitirá que otras entidades o personas ajenas a Correos de Cuba presten servicios postales tanto dentro como hacia el exterior del país. Un nuevo cuerpo legal regula el control aduanero de los envíos postales que entran, transitan o salen del país.

Según el Decreto-Ley 30 de los Servicios Postales, publicado este martes en la Gaceta Oficial Ordinaria No. 39, se reconoce al Grupo Empresarial Correos de Cuba como operador designado para ofrecer el Servicio Postal Universal (SPU), pero además se aprueba la existencia de otros operadores postales y la reglamentación de las licencias para los servicios no básicos y suplementarios.

“El operador postal es la persona natural o jurídica que previo otorgamiento de la correspondiente licencia de operación, puede prestar servicios postales no básicos y suplementarios”, indica el cuerpo legal. Acto seguido reconoce que entre esos servicios autorizados figuran “la mensajería rápida, los envíos postales de más de veinte (20) kilogramos y el comercio electrónico”, así como aquellos que requieran “mayor seguridad, rapidez, información, control u otra característica adicional a los envíos postales, como son el servicio de certificación y el valor declarado”.

Requisitos


“Los agentes transitarios interesados deberán cumplir con lo establecido en el presente Decreto-Ley y solicitar la correspondiente licencia de operadores postales”, reconoce el decreto.

El Operador Designado deberá contar con las facilidades de infraestructura y logística que posibiliten la prestación del servicio en los diferentes puntos urbanos y rurales. También tendrán que respetar los plazos de entrega establecidos, y nunca podrán negarse a admitir las encomiendas postales que reúnan los requisitos establecidos. Igualmente se deberán regir por los siguientes principios:

  • Accesibilidad: la existencia de puntos de admisión y entrega con los niveles de cobertura poblacional y geográfica aprobados
  • asequibilidad: las tarifas de los servicios básicos deben estar fijadas de acuerdo con los costos incurridos en su prestación con un margen de utilidad; que sean asequibles a toda la población y de ser necesario, diferenciar las tarifas fijadas a las personas naturales de las jurídicas
  • continuidad: se mantiene la prestación de los servicios, excepto por causas de fuerza mayor o caso fortuito que lo imposibiliten de forma parcial o total, previa solicitud de autorización o información al Ministerio de Comunicaciones, según corresponda
  • equidad: se prestan iguales servicios, bajo las mismas condiciones, a las personas naturales y jurídicas, sin ningún tipo de preferencia, discriminación o distinción, salvo aquellas que dimanen de contratos suscritos bajo determinados requerimientos particulares, las destinadas a satisfacer a clientes con altos volúmenes de imposición y que no impliquen ningún tipo de afectación o perjuicio a terceros
  • regularidad: se garantiza la ejecución de los procesos de admisión, clasificación, transportación y entrega, con la periodicidad que se establezca
  • responsabilidad: se asegura la atención, esclarecimiento y respuesta a las quejas, reclamaciones u otras inconformidades con el servicio realizadas por los usuarios, así como la correspondiente indemnización por los daños y perjuicios ocasionados que sean responsabilidad del Operador Designado o el reintegro de la tarifa pagada por el usuario, según la legislación vigente en la materia
  • seguridad: se garantiza la inviolabilidad e integridad de los envíos postales, excepto en los casos previstos en la legislación vigente.

Controles en la Aduana

El nuevo Decreto-Ley también estipula que estarán sujetos al control aduanal los envíos cursados por las redes postales cubanas, ya sean de salida, de tránsito o de llegada.

Según el artículo 28.1, “La Aduana General de la República, durante las acciones de control, selecciona los envíos de salida o de llegada que deben ser abiertos e inspeccionados en presencia del destinatario, del remitente u operador postal que hubiere obtenido la autorización por parte del cliente”

“Los envíos postales son abiertos e inspeccionados en los puntos de despacho habilitados territorialmente y para ello se tiene que: a) Verificar que se cumpla lo establecido en la legislación vigente; y b) comprobar que los envíos sean plenamente identificables”.

El artículo 29 refiere, por su parte, que aquellos envíos que no sean plenamente identificables o cuyo contenido no pueda ser verificado debido al envase que los contenga, se procede según lo dispuesto en la legislación vigente.

Te enteraste con Directorio Cubano, la guía número 1 de información global sobre Cuba. Si te ha gustado, ¡compártelo con tus amigos!

Anuncio

Síguenos en: Facebook | Twitter | Telegram | Instagram | Youtube  | Google News 


Tu opinión nos importa, ¡déjanos un comentario!

¿Tienes algo que reportar? Envíalo a Directorio Cubano:

[email protected]

Suscripción al boletín de noticias por correo: clic aquí

Únete al Canal más grande sobre temas migratorios en Telegram

¿Tienes alguna pregunta? Hacemos todo lo posible por responder a sus inquietudes, la vía más rápida que aconsejamos es mediante nuestro grupo de Telegram.

Whatsapp: +1 (725) 2206-244

Contenido que le puede interesar:

*Los artículos a continuación pueden ser promocionales ajenos a Directorio Cubano