Continuará escasez de refrescos gaseados en Cuba por falta de materias primas y envases

La empresa mixta de bebidas refrescantes Los Portales ha dado a conocer sus proyecciones de producción de refrescos gaseosos para 2022. La compañía, a cargo del sello Ciego Montero, estima que podrá completar la fabricación de 50 millones de latas. Además, si se optimiza la línea de pomos plásticos, intentarán llegar al envase total de 980 mil hectolitros.

Las cifras fueron dadas a conocer por Teresa Tejo Ramos, directora general de esa entidad. La funcionaria recalcó que, en la estructura actual de su producción de refrescos “el 55% corresponde a la línea de latas y el 45% a botellas PET en formato de 1.5 litros o de 330 mililitros”.

A esa realidad se suma la casi nula presencia de otros proveedores nacionales. Las Lomas y Ember, empresas también dedicadas a la fabricación de gaseosas cubanas, prácticamente han desaparecido del mercado y no hay datos oficiales acerca de si su manufactura reaparecerá a lo largo de este año.


La directiva además ofreció detalles sobre la distribución de los resultados de la producción de Los Portales. Desde el 2021, el 43% de las latas y pomos de la empresa se destinan a la venta en moneda nacional (CUP), a través de la red de tiendas del Ministerio de Comercio Interior. El 57% restante estuvo reservado a las tiendas en Moneda Libremente Convertible (MLC), el turismo y otras entidades, mediante transferencia de liquidez y comercio electrónico.

Próxima fecha para la entrega de pasaportes a ciudadanos españoles residentes en Cuba

¿Por qué no hay más cantidad de latas y botellas plásticas de refrescos en Cuba?

Las cifras de la industria del refresco gaseoso cubano han sufrido una severa depresión. El último año en que la producción alcanzó su máximo esplendor fue 2018. En esa oportunidad, se completaron 278 millones de unidades, entre latas y pomos plásticos.

Un año más tarde, en 2019, los números descendieron a 247.9 millones y se postergó la inversión proyectada para de forma indefinida. El 2020, marcado por la pandemia, no fue distinto. La empresa solo consiguió fabricar la mitad de las unidades generadas apenas 12 meses antes. Los resultados de 2021 fueron todavía más bajos, con apenas 25 millones para todo el país.


Teresa Tejo Ramos argumentó que esas cifras están relacionadas, en gran medida, con el bajo nivel de operaciones en la línea de latas de aluminio. La funcionaria explicó que Cuba ha contraído una deuda financiera muy alta con el único proveedor de latas disponible en el mercado.

Unión Eléctrica de Cuba: 7 unidades fuera de servicio por averías y 4 por mantenimiento

La directora de Los Portales puntualizó que “como consecuencia de la situación económica por la que atraviesa el país no se ha podido honrar la deuda”. A su vez, señaló que el mercado de la lata está monopolizado por trasnacionales de Estados Unidos, y Cuba no puede acceder a ellas por el bloqueo.

“Si ahora yo contara con dinero suficiente para comprar más latas, nuestro proveedor tiene una situación limitada de producción debido a la escasez de materia prima como el aluminio. El otro mercado al que podemos tener acceso es el chino, pero está muy lejos y se nos encarecen mucho los costos”, remarcó Tejo Ramos.


De manera paradójica, la funcionaria aseguró que, en el caso de los envases de PET la empresa sigue produciendo a su máxima capacidad. Incluso, alcanzó un record histórico en la producción de botellas en diciembre de 2021.

Sin embargo, ahora mismo Los Portales afronta dificultades con el formato de 1.5 litros, debido a problemas tecnológicos del productor. Casi el 60% del plástico que se emplea para fabricar unidades de agua y refrescos se originan en la industria nacional. El otro 40% es importado.

Incongruencias sobre cancelación de transporte interprovincial en Cuba

La producción padece otras dificultades como es el caso de las rotulaciones. De acuerdo con la directiva, las etiquetas de los refrescos cubanos siempre son importadas porque en la nación caribeña no cuenta con herramientas técnicas que ofrezcan la calidad requerida.

Respecto a la relación entre la fabricación de gaseosas y la tendencia al comportamiento negativo de la zafra azucarera, Tejo Tamos también ofreció detalles. Según la funcionaria, la empresa ha tenido problemas con el suministro de azúcar desde finales de 2021.

Asimismo, ello no ha repercutido en la producción porque desde hace más de cinco años Ciego Montero trabaja en un programa de reducción de sacáridos. Este tiene un enfoque saludable y la intención de promover las normas y estándares internacionales en las manufacturas cubanas.

Looks like you have blocked notifications!

Sigue leyendo en Directorio Cubano


Únete al Canal más grande sobre temas migratorios en Telegram

Tu opinión nos importa, ¡déjanos un comentario!