Fábrica cubana de refrescos sobrevive haciendo vinagre y vendiendo vasos

A causa de carencias de insumos y escasez de azúcar, los trabajadores de la Empresa de Bebidas y Refrescos de Ciego de Ávila (EMBER) tienen que hacer “de todo” para mantener la fábrica en funcionamiento y seguir recibiendo sus salarios.

Así lo reconoció el periódico oficial de esa provincia, Invasor, que dedicó todo un reportaje con el título “Diversificarse es el camino”, para explicar las “alternativas” que usa la empresa para sostenerse en el complejo escenario económico.

Juan Carlos Poveda López, el propio director de la empresa, antes dedicada a la producción de refrescos, dijo que no cuentan con ácido fosfórico, benzoato de sodio, esencias y tampoco azúcar, en un país que otrora fuera eminentemente exportador de la gramínea y sus derivados.

LEA TAMBIÉN:  ¿Toparán también los precios en las tiendas MLC de Cuba? Esto dijo el Ministro

Actualmente, en dicha fábrica solo se produce el 24 por ciento de los refrescos, el 32 de bebidas alcohólicas y el 80 de los vinos. Pero, lo peor del caso es que el ciento por ciento del resultado productivo se lo deben al vinagre. A todas estas producciones “ha habido que reformularles las materias primas fundamentales”.

CARENCIAS EN FÁBRICA CUBANA DE REFRESCOS

“No es secreto que hoy la fabricación de bebidas en el país está fuertemente afectada por dificultades con la producción de azúcar y alcohol”, refirió el funcionario, que también reconoció que se vive allí una situación financiera compleja y sin precedentes, sumado a deudas de más de 9 millones de pesos cubanos que tuvieron que pagar.

LEA TAMBIÉN:  Cuba: "menos" apagones en verano, pero sin combustible para cubrir las 24 horas

Sin embargo, entre lo más insólito publicado en el reportaje se encuentra el hecho de que la empresa venda vasos hechos con botellas de cristal recortadas a 40 pesos cada unidad, lo cual, según el directivo, tiene “buena demanda” entre la población.

En los puestos de venta de la fábrica, también comercializan comida elaborada por sus propios trabajadores, vino seco condimentado con ajo y cebolla, vinagre de jengibre y sirope concentrado de mango.

Además, sobreviven con el arrendamiento de camiones, rentan sus salones para reuniones y siembran una parcela de tierra para lograr mantener el salario de sus trabajadores.

Seguir leyendo en Directorio América

Estamos en Google News

Déjanos saber tu opinión:

COMENTAR

4 comentarios en «Fábrica cubana de refrescos sobrevive haciendo vinagre y vendiendo vasos»

  1. Es una desvergüenza que un país como el nuestro que siempre fue y lo pudiera ser un gran productor de azucar y sus derivados no tenga azúcar ni para Casi ofertar en la canasta básica del pueblo ni para nada ,con tantas caballerías de terrenos pérdidos con marabú y muchas malezas ,esto no es fácil compatriotas

    Responder

Deja un comentario