“Si me veo así regreso a Cuba”. Altos costos obligan a cubanos a vivir en campamentos improvisados en Florida

Imágenes de decenas de cubanos malviviendo en casas de campaña, en campamentos improvisados, en una carretera abandonada del sur de Florida, ha dejado comentarios del tipo: “Si me veo así, regreso a Cuba”. Los altos costos de la vivienda en Miami golpea a muchos.

El sueño americano se ha convertido en pesadilla para muchos en Miami, donde los precios de las rentas son impagables para muchos, en medio de una oleada migratoria desde la isla que no cesa. Algunos cubanos malviven en campamentos de Florida, como mostró esta semana un tiktoker a través de la conocida red social.

El influencer Rainier (rainiererquiaga) compartió en su cuenta de TikTok un video que muestra la cruda realidad de un asentamiento improvisado ubicado en la carretera vieja de Cayo Marathon, en los Cayos de Florida. En el video se observa a decenas de hombres adultos y ancianos, de origen cubano, que viven en precarias carpas, esperando con ansias la llegada de la temporada de langosta, de la cual dependen para su sustento.

LEA TAMBIÉN:  Auxilian a madre cubana en Miami a punto de desalojo por no pagar la renta

“Conocí un MONTON así en Miami, la mitad se suicidó, la otra mitad se murió o la DROGA Y EL ALCOHOL hicieron su trabajo… venir a EE. UU. para hacer ese papel, me quedo en Cubita”, dijo uno en los comentarios.

Así malviven los cubanos en campamentos improvisados en Florida

En efecto, decenas de cubanos malviven en campamentos improvisados en Florida, en medio del alza de los precios de la renta en ese estado. En el video del titktoker,  un joven residente del asentamiento en la carretera vieja de Cayo Marathon confesó que “se mueren de hambre” durante la temporada baja, cuando no hay langosta para pescar.

LEA TAMBIÉN:  ¿Vivir bien en USA limpiando casas? Cubana revela su experiencia y salario

El video, que generó gran revuelo en las redes sociales, mostró cómo viven estas personas al margen de la sociedad, a los lados de la carretera, con sus “balcones” a la maleza. Sus únicos bienes son sus perros y pequeños huertos de tomate, lechuga y ají cachucha, plantados junto a un viejo puente sin salida en la zona.

“Para vivir así pasando trabajo, me voy para Cuba, con el mayor respeto”, sentenció otro usuario al respecto.

Seguir leyendo en Directorio América

Estamos en Google News

Déjanos saber tu opinión:

COMENTAR

Deja un comentario