Detienen a cubano con orden de deportación que cumplía cita migratoria

Un suceso atípico tuvo como protagonista al cubano Francy Pérez en Florida, Estados Unidos.

El migrante, con orden de deportación, asistió a una cita migratoria y quedó detenido en el Departamento de Inmigración y Control de Aduanas (ICE). El arresto se produjo en la urbe de Miramar, condado de Broward.

El implicado fue uno de los 36 balseros que llegaron al país en octubre de 2022. En su momento, lo liberaron pero con un grillete electrónico, dispositivo que lo obligaba a reportarse con cierta regularidad en las oficinas de ICE. 

Univisión Miami hizo públicas declaraciones del primo del detenido. “A él lo llaman por teléfono y no tenía la cita hoy, sino para dentro de una o dos semanas”. Por razones obvias, tanto su pariente como el propio Francy, temen una deportación inmediata. 

LEA TAMBIÉN:  El futuro de los cubanos con I-220 bajo un gobierno de Trump: opinión de un abogado de inmigración

En estos casos, las personas que están ya sentenciadas a retornar a su país de origen son trasladadas al Broward Transitional Center (BTC). Hasta el momento, no lo han conducido a esa instalación pero los abogados expertos en el tema no auguran un final feliz. 

I-220B y Parole en el centro de la polémica

El cubano recibió el I-220B apenas desembarcó hace ya siete meses por las costas de Florida. Por cierto, resultó uno de los pocos balseros que compartieron viaje con él que salió con ese estatus. La condición de cada migrante ilegal se entregó a discreción de los oficiales de ICE. Algunos recibieron Parole y otros el citado I-220B. 

LEA TAMBIÉN:  Guardia Costera de Estados Unidos repatría a 27 balseros cubanos interceptados en el mar

El abogado y experto en temas migratorios Miguel Inda Romero comentó al propio medio de prensa su opinión respecto a casos similares. “Lo que va a causar esto es que los que no tienen grillete, no asistirán a sus citas y los que tienen no sabrán qué hacer”.

“No es que puedas ir delante de un juez y presentar el caso en un lugar neutral, es simplemente con el oficial de inmigración”, dijo el letrado. Esta estrategia de citar a los migrantes fuera de rutina ya se ha empleado con anterioridad para detener a los deportables. Evidentemente, ello aumenta la incertidumbre de los cubanos con I-220B. 

Seguir leyendo en Directorio América

Estamos en Google News

Déjanos saber tu opinión:

COMENTAR

Deja un comentario