Cubano secuestrado en México cuenta su terrible experiencia migratoria

Un cubano secuestrado en México se atrevió a contar su historia ya a salvo en Estados Unidos. Su nombre es Damián Terry, quien se halla en territorio estadounidense luego de atravesar como decenas de miles de migrantes toda Centroamérica y México.

Hace pocos días el cubano decidió contar parte de lo vivido durante su recorrido por la nación azteca, cuando él y su familia fueron secuestrados por narcotraficantes. 

En entrevista con el periodista Rolando Nápoles de América TeVé, Terry relató que los captores los mantuvieron prisioneros dos meses. Junto a él se hallaban su esposa, su suegra y su pequeño hijo de 7 años.  

“Fuimos la única familia que se quedó conviviendo durante dos meses bajo las órdenes del Cartel por el secuestro al que nos tenían sometido. Sin teléfono, sin comunicación con el exterior. Nuestra familia en Cuba nos daba por desaparecidos. Mi madre me dio por muerto”, dijo Terry.

LEA TAMBIÉN:  Detectan a balseros cubanos en Islas Caimán pero continúan viaje

Durante ese tiempo varias veces fueron amenazados con armas apuntando a sus cabezas, tanto AKM como fusiles R-15. 

Horrores de un secuestro 

“Amenazaban constantemente con quitarnos la vida si nuestros familiares no pagaban ‘el piso’, como le llaman ellos, para poder pasar por el territorio del Cartel. Pedían demasiada cantidad de dinero por nuestras vidas”, contó el cubano.

Por su liberación los traficantes pedían 20 mil dólares, una suma muy alta para los cubanos secuestrados. La familia en Cuba los daba por desaparecidos o muertos, al no tener noticias de ellos. 

LEA TAMBIÉN:  Abre mañana: nuevo día de inscripciones en Welcome Connect 

Sin embargo, un día, de forma inesperada, los integrantes del Cartel llevaron a Terry y su familia a la frontera, cerca del muro, y los liberaron. Según él, pudo haber sido por compasión hacia el niño. 

“Los traficantes vieron al niño mío y le empezaron a coger afinidad. Al verlo tanto tiempo confinado allí, no sé qué fue lo que les pasó, si el corazón se les remordió por verlo allí. Después de dos meses nos dejaron frente al muro fronterizo”, indicó el cubano. 

El cubano decidió no dar otros detalles relacionados con el sitio del secuestro y la identidad de los traficantes, pues aun teme por su vida y la de su familia. 

Seguir leyendo en Directorio América

Estamos en Google News

Déjanos saber tu opinión:

COMENTAR

Deja un comentario