Tras cierre de Western Union, familiares pagan hasta un 30% en comisiones para enviar dinero a Cuba desde EE.UU.

El 22 de julio pasado el Presidente de los Estados Unidos, Joe Biden, informó que encontraría las vías para facilitar el envío de remesas a Cuba, de manera que llegaran directamente al pueblo cubano.

Cuando casi de cumple el mes de la “promesa”, el Gerente General de Fincimex ha asegurado a Newsweek que “ningún gobierno extranjero, incluido el gobierno de Estados Unidos, tiene derecho a dictarle a Cuba qué empresa puede y cuál no puede administrar las remesas”.

Para quienes esperaban que la isla hiciera concesiones en el asunto de las transferencias de dinero desde Estados Unidos, desde la financiera cubana han dejado claro que “es absurdo esperar que el gobierno cubano o las instituciones cubanas sigan una orientación estadounidense sobre quién puede y quién no puede recibir remesas”.

Embajada de Arabia Saudita en Cuba ofrece empleo

Directorio Cubano te propone una resumen de las declaraciones más destacadas de Yamil Hernández González a Tom O’Connor para Newsweek.

El directivo de la financiera cubana reiteró un mensaje que el gobierno cubano ha venido repitiendo en días recientes:

“Se dice que actualmente la gente está pagando hasta un 30% en comisiones en Estados Unidos para poder enviar dinero a sus familiares, seres queridos o conocidos en Cuba a través de canales irregulares, es decir, 30 dólares por cada 100 dólares”.

En este sentido, el funcionario reflexionó “¿quién se beneficia de eso? Es un castigo inmerecido para el pueblo de Cuba y sus familiares en Estados Unidos”.


Hernández González negó que Fincimex, el gobierno cubano o las Fuerzas Armadas se apropiasen “del 20 o 40% del dinero que se enviaba a Cuba desde Estados Unidos a través de Western Union”.

Llega primer vuelo de aerolínea canadiense Off We Go a Varadero

Según explica, era Western Union (WU) la entidad que cobraba en Estados Unidos “una comisión al remitente de las remesas en función de los estándares del mercado y según el monto a enviar”.


Antes de la suspensión de los envíos a través de WU, esta comisión se traducía en “5 dólares estadounidenses por cada operación de cien dólares”, asegura el director general. De este monto, se pagaba un dólar por los servicios prestados a Fincimex.

Para Hernández González, “el principal impacto de la interrupción del envío de remesas a través de los canales formales e institucionales fue en el nivel de vida de los destinatarios y en el bolsillo de quienes las envían”.

México pagará 150 dólares mensuales a 5 mil campesinos cubanos para apoyar sus labores

Además, señaló a Newsweek que toda esta situación “ha creado un aumento de las transferencias descontroladas de moneda de Estados Unidos a Cuba”.

Califica este movimiento de efectivo como “algo que nunca es positivo y que va en contra de lo que la comunidad internacional está tratando de hacer”.

El funcionario desmintió el argumento de que es una entidad militar. “Hay que entender que las acciones de Estados Unidos contra Cuba en materia de remesas se basan en supuestos falsos, entre ellos, los relacionados con FINCIMEX”.

La financiera insiste en que es “100 % civil y que no tiene empleados militares”.

Looks like you have blocked notifications!

Sigue leyendo en Directorio Cubano


Únete al Canal más grande sobre temas migratorios en Telegram

Tu opinión nos importa, ¡déjanos un comentario!