Yuca y boniato, alternativas al pienso para la crianza de cerdos en Cuba

La matemática es simple. La ausencia de carne de cerdo en los establecimientos en Cuba y el alza en su precio tienen mucho que ver con la escasez de pienso para la alimentación animal.

Sobre la producción de carne de cerdo, la más consumida en Cuba, Regla Ferrer Domínguez, directora nacional de Porcino del osde Ganadero, había reconocido a Granma en mayo, que esta se ha visto deprimido por la baja disponibilidad de alimento animal con que cuentan los productores.

Esto provocó que, por esta y otras causas, se dejaran de entregar en el primer trimestre del año unas 7 000 toneladas de carne de cerdo, mientras que los volúmenes mensuales se mantienen sobre las 9 000, cifra muy inferior a las más de 12 000 toneladas requeridas, de acuerdo con la fuente citada.


Hasta hace muy poco el Estado cubano había garantizado cerca del 70 % del pienso, empleándose alrededor de 500 millones de dólares cada año en la importación de las materias primas necesarias para producirlo.

Cuba acepta alto déficit de producción cárnica, harina y arroz

En las circunstancias actuales esto es insostenible. Ante tantas limitantes–se incumplirá en 170 000 toneladas lo pactado para 2020–, Cuba ha enfatizado en la siembra de alimento nacional para suplir el déficit de pienso, que presenta el ramo porcino, según Ferrer Domínguez.

Un reciente trabajo publicado en Granma narra la experiencia de Placetas, en la provincia de Villa Clara.

Placetas es uno de los municipios de mayor producción porcina en Cuba. De acuerdo al reporte, allí se está sembrando yuca, boniato y plantas proteicas, que son capaces de garantizar un nivel de producción de alimentos significativo.

José Ramírez González, al frente del fomento porcino en ese municipio, señaló al diario que no les ha quedado más camino que “emplear alimentos alternativos para sostener la crianza de cerdos, en un territorio que llegó a aportar más carne que varias provincias del país.”

Hasta el cierre de mayo, por ejemplo, ya tenían sembradas 272 hectáreas de yuca, 15,1 de boniato, 26,2 de plátano y 41,6 de maíz, cultivos básicos para garantizar el alimento animal, refirió el especialista a Granma.

Sin embargo, no es lo único que se siembra en Placetas. También, en menor medida, se fomenta la soya, la caña, el king grass, la tithonia, el frijol caupí y otras plantas proteicas, sin obviar el acopio de palmiche.

En el trabajo se cita la experiencia del productor Santiago Cuéllar, quien expresó: «Si tengo suficiente yuca, boniato y algo de ese grano (soya), lo ligo con la miel y el Nuprovin que aún nos entregan, y con eso voy tirando».

También cuenta su historia Orelvis Peñate, líder histórico en la producción porcina en Cuba, según el texto: «Yo hago yogurt de yuca, boniato y hasta de malanga; utilizo ensilaje de plantas proteicas y eso lo combino con la miel, el suero lácteo y el Nuprovin, que es un núcleo de proteínas, vitaminas y minerales, a lo cual los puercos «le van» muy bien.

Como un proyecto a largo plazo en Cuba está la puesta en marcha de los primeros tres centros genéticos con el objetivo de generar y diseminar la crianza de cerdos de capa oscura (criollos), más adaptables a las condiciones de la Isla y a insumos asequibles como el palmiche. Estos se localizarán en Pinar del Río, Sancti Spíritus y Granma.

Si te ha gustado, ¡compártelo con tus amigos!


Síguenos en: Facebook | Twitter | Telegram | Instagram | Youtube  | Google News 


Tu opinión nos importa, ¡déjanos un comentario!

¿Tienes algo que reportar? Envíalo a Directorio Cubano:

[email protected]

Suscripción al boletín de noticias por correo: clic aquí

Únete al Canal más grande sobre temas migratorios en Telegram

¿Tienes alguna pregunta? Hacemos todo lo posible por responder a sus inquietudes, la vía más rápida que aconsejamos es mediante nuestro grupo de Telegram.

Deja un comentario