Sin pan ni gloria

«Todos los días compro al menos 2 pancitos para la merienda de los niños en la escuela, normalmente tienen más calidad que los que vienen por la cuota, pero últimamente nunca hay es casi imposible poder comprar pan aquí» afirma Magalis abuela residente en la ciudad de Santa Clara, y cliente asidua de la panadería de especialidades ubicada en el Boulevard de la ciudad.

Continue a leer