Director de CNEURO: Continúan SIN explicación aceptable los incidentes de salud no identificados de diplomáticos norteamericanos

Expertos del Centro de Neurociencias de Cuba (CNEURO) y la Academia de Ciencias presentaron un informe técnico donde se revaluaron los incidentes acústicos ocurridos a empleados de gobiernos extranjeros y sus familiares en La Habana.

El doctor Mitchell Valdés-Sosa, director de CNEURO, fue el encargado de exponer los resultados alcanzados en conferencia de prensa. De acuerdo con el especialista, a más de cuatro años de los sucesos, “se continúa sin una explicación aceptables a los incidentes de salud no identificados de diplomáticos norteamericanos”.

El especialista también enfatizó que la ponencia presentada constituye el primer documento donde los investigadores cubanos analizan de forma exhaustiva todas las aristas del fenómeno. Para ello, tuvieron la colaboración y consulta de numerosos científicos extranjeros, así como acceso al informe policial del Ministerio del Interior.


Por otra parte, Valdés-Sosa expresó que las evidencias apuntan a algunos empleados estadounidenses ubicados en La Habana se sintieron enfermos debido a una colección heterogénea de condiciones médicas. De hecho, algunas de ellas podrían haberse adquirido de forma previa al viaje a Cuba y otras se adquirieron en la Isla por causas sencillas o bien conocidas.

Los científicos cubanos reafirma que ninguna forma de energía conocida puede causar selectivamente daños cerebrales, y menos con una precisión espacial similar a un haz de láser. Asimismo, advierten que las armas de sonido o de microondas poseen grandes dimensiones y no pueden pasar inadvertidas.

En la conferencia de prensa se recalcó que El Buró Federal de Investigación (FBI, por sus siglas en inglés) y la Real Policía Montada de Canadá han tenido oportunidad de verificar los hechos en la Mayor de las Antillas. Ninguna de esas fuerzas gubernamentales ha reconocido haber descubierto pruebas de los ataques diplomáticos en La Habana.

Cuatro años de debates

El 17 de febrero de 2017,  la Embajada de Estados Unidos en La Habana comunicó al Ministerio de Relaciones Exteriores de Cuba que cuatro de sus diplomáticos y una esposa habían sufrido «ataques sónicos». Entre esa fecha y el primero de septiembre de igual año, un total de 15 casos se habían acumulado y se reportó uno más en 2018, incluidos ciudadanos canadienses.

Desde entonces el fenómeno es investigado por expertos de Cuba, Estados Unidos y otras partes del mundo. Curiosamente, los reportes de sucesos similares se han reproducido en naciones como Austria, Alemania o Vietnam.

Te enteraste con Directorio Cubano, la guía número 1 de información global sobre Cuba. Si te ha gustado, ¡compártelo con tus amigos!


Síguenos en: Facebook | Twitter | Telegram | Instagram | Youtube  | Google News 

Anuncio

Tu opinión nos importa, ¡déjanos un comentario!

¿Tienes algo que reportar? Envíalo a Directorio Cubano:

[email protected]

Suscripción al boletín de noticias por correo: clic aquí

Únete al Canal más grande sobre temas migratorios en Telegram

¿Tienes alguna pregunta? Hacemos todo lo posible por responder a sus inquietudes, la vía más rápida que aconsejamos es mediante nuestro grupo de Telegram.

Whatsapp: +1 (725) 2206-244

Contenido que le puede interesar:

*Los artículos a continuación pueden ser promocionales ajenos a Directorio Cubano