Envases flexibles impactarán en la industria local de Camagüey

Camagüey pondrá en funcionamiento la primera línea productiva de envases flexibles de Cuba. La fábrica entregará sus primeros lotes de a partir del tercer trimestre del presente año 2022. 

Yonier Leyva Rivero, director de la industria, explicó que se trata de un proyecto iniciado desde 2015. Hasta el momento es el único de su tipo en Cuba y emplea tecnologías avanzadas que le permitirán brindar servicios a clientes de las industrias alimentarias, ligera, cosmética, biofarmacéutica, entre otras. 


Además, refirió que el proceso contará con un estricto protocolo de procedimiento el cual le permitirá cumplir con las certificaciones de normas y requisitos imprescindibles en cuanto a gestión e inocuidad. Los embalajes constituyen una ventaja ambiental y facilitarán la disminución de residuos. 


Cuba busca inversores extranjeros para salvar la industria azucarera

Los envases se comercializarán en diferentes formatos: bobinas para el llenado automático y bolsas. En estas últimas se podrán contener productos crudos y congelados, cárnicos, de panadería y dulcería, pastas, pizzas, especias, café, golosinas, mayonesas, aderezos, entre otros. 

Leyva Rivero aseguró que los principales clientes de la creciente industria serán las empresas estatales, trabajadores por cuenta propia, así como las micro, pequeñas y medianas empresas. Algunos de esos sectores ya han mostrado interés por adquirir esos artículos de acuerdo con el funcionario. 


La fábrica de envases flexibles de Camagüey podría contribuir a reducir importaciones, así como favorecer el desarrollo industrial. También se espera que genere nuevos empleos y sea amigable con el medio ambiente. 

Agromercado en La Habana: "los precios no son atractivos, pero así anda la vida"

Los envases flexibles están formados por una o varias láminas de plástico selladas. Otros, menos utilizados pueden ser de papel. Su función es proteger, transportar, mostrar y preservar los productos que contienen. 

Gracias a a su ligereza y hermeticidad los hace de gran valor para la industria alimentaria. Por lo general, se utilizan para bolsas de papas fritas, frutos secos, entre otros. Asimismo, es frecuente emplearlos para contener pescado congelado, pollo, verduras, frutas, cereales, granos , semillas, dulces, galletas, pastas, comida para mascotas y muchos más. 

Looks like you have blocked notifications!

Sigue leyendo en Directorio Cubano


Únete al Canal más grande sobre temas migratorios en Telegram

Tu opinión nos importa, ¡déjanos un comentario!