Bancos de EE.UU frenan los préstamos y tarjetas de crédito ante oleada de impagos

En medio de la inflación en Estados Unidos, y una oleada de impagos creciente, numerosos bancos norteamericanos han frenado el flujo de préstamos y tarjetas de créditos a sus clientes. El temor de los bancos sigue siendo una amenaza para la economía norteamericana.

El hecho de que varios se hayan ido a la quiebra desde 2022, como Signature Bank, Silvergate Bank, Silicon Valley Bank y el First Republic Bank, ha acrecentado las inseguridades. Quienes han tenido que pagar estos temores y aumentos de precios, recortes de préstamos y demás, son las familias de bajos ingresos, jubilados, estudiantes y la clase media en EE.UU.

Reportes de medios locales indican que cada vez más resulta casi imposible cerrar préstamos con los bancos, que se han vuelto reticentes en medio de la presente situación y los pronósticos.

Más estadounidenses se están atrasando en los pagos de sus préstamos de hipotecas, automóviles y tarjetas de crédito que en cualquier otro momento en más de una década, una señal alarmante de estrés de los consumidores a medida que los precios y los crecientes costos de endeudamiento comprimen el presupuesto de los hogares”, apuntan.

Bancos en EE.UU recortan entregas de préstamos o tarjetas de crédito

Según esta información, hay 70 millones más de cuentas de tarjetas de crédito abiertas en la actualidad que en 2019. La deuda total de estas tarjetas ya superó el billón de dólares por primera ocasión.

El aumento de la morosidad y los impagos es sintomático de las difíciles decisiones que se toman en decenas de millones de hogares en este momento: ya sea pagar las facturas de tarjetas de crédito, el alquiler o comprar alimentos”, dijo Mark Zandi, economista jefe de Moody’s Analytics.

Además, parece muy probable que la tasa de interés promedio de las tarjetas de crédito (que ya se encuentra en un nivel récord de 20,6%, según Bankrate.com) continúe en aumento en medio de la situación actual.

Específicamente en el sur de Florida, con unos de los costos de vida más altos del país, está bajo el freno de préstamos bancarios y un alza de los intereses por parte de las compañías que ofrecen créditos. Por si fuera poco, ciudades de Miami-Dade, Broward y Palm Beach han aumentado los precios de los alquileres de viviendas.

Seguir leyendo en Directorio América

Estamos en Google News

Déjanos saber tu opinión:

COMENTAR

Deja un comentario