Inventivas cubanas: jabones de Orishas

Este artículo fue publicado hace 2 años.

La idea de los jabones surgió en medio de una ceremonia, cuando una joven creyente le preguntó al Obbá Oriaté (sacerdote) Orlando Riverán por qué los jabones para el baño espiritual los habían comprado en una tienda estatal si la mayoría de estos productos eran completamente naturales, informa la web IPS Cuba.  “Siente el poder” es el eslogan comercial de los jabones artesanales Ochareo, que cumple los requerimientos para cada uno de los orishas (deidades del panteón yoruba) y están disponibles en su sede en el municipio Habana del Este o por pedidos en Internet.

Esa fue la primera vez que el ahora fundador de Ochareo pensó en la importancia de crear un producto con estos fines para cumplir con la rigurosidad de las ceremonias religiosas.

“Entonces me cuestioné por primera vez por qué aún seguíamos utilizando un producto como el jabón de lavar industrial, para un acto tan importante como el baño consagratorio”, dijo a IPS Cuba.

Por aquel entonces carecían de elementos naturales, su importante aporte espiritual se veía disminuido por la industrialización del proceso, según la Santería o Regla de Ocha.


Así comenzó un proceso de búsqueda de información sobre los jabones artesanales dentro de la religión, recordó Riverán. Y llevaron todos esos datos a su contexto, bajo el concepto de “lo más natural posible” y respetando sus costumbres ancestrales.

“El trabajo con las hierbas que componen cada consagración, el ver cómo reaccionaban entre ellas y con los demás elementos, fue un proceso que nos llevó algo más de cuatro años y nos permitió determinar un grupo de fórmulas aplicables a nuestra religión a través de la confección de un jabón”, explicó.

“Fue así como se comenzó a materializar la idea de un jabón natural con las propiedades reales de los Orishas, con sus poderes concentrados, y que cumpliera la función que necesitaban nuestros creyentes”, apuntó Riverán.


El equipo detrás de la marca tienen una meta clara: posicionarse como los jabones religiosos de la cultura yoruba en Cuba y en el exterior.

“Que en cada ceremonia donde se realice un baño espiritual, esté Ochareo presente”, apuntó Riverán. También comparten sus metas con la idea de crear nuevos productos, “siempre que revolucionen la vida de nuestro pueblo por sus impactos positivos”.


Al decir del experto, la perfumería naturista gana más adeptos cada día en Cuba porque se van entendiendo las necesidades de acortar las distancias creadas entre las personas y la naturaleza. “Las nuevas generaciones buscan esa magia renovadora en los productos naturales”, compartió.

“Somos un producto de nuestra propia fe y como ella, natural. Más que un jabón, es una filosofía de vida lo que defendemos. De ahí nuestro eslogan: Siente el Poder. Es el poder de lo natural, y así lo presentamos a nuestro pueblo religioso y a todos los que quieran sumarse a esta carrera”, continuó.

Ochareo usa productos que no contaminen el medio ambiente. Por esa razón, escogen minuciosamente las plantas en los montes para sus elaboraciones. Después las llevan a un proceso de limpieza y secado natural.

Una de las preocupaciones para la subsistencia de la marca es que, para elaborar sus productos, parten de una base de jabón vegetal neutro (0 químico) certificado y adquirido en las redes de tiendas estatales, que sufre de desabastecimiento e inestabilidad en la oferta. Algunos de los ingredientes son importados.

Con el sobrante de los jabones, realizan campañas de lavado de manos dentro de su comunidad y así contribuyen a que no proliferen enfermedades por malos hábitos higiénicos.

“Hemos recibido muchos consejos por parte de sacerdotes mayores que nos aportan su sabiduría e inteligencia ancestral, y han hecho posible que surjamos como alternativa en estos tiempos”, refirió Riverán.

Looks like you have blocked notifications!

Sigue leyendo en Directorio Cubano


Únete al Canal más grande sobre temas migratorios en Telegram

Tu opinión nos importa, ¡déjanos un comentario!