El alivio económico que significa el parón del béisbol cubano

Ahora que los diamantes del país están cerrados y los atletas tratan de mantener la forma en sus hogares, se puede hablar del alivio económico que para la Isla significa no tener que estar moviendo e invirtiendo en el “mayor pasatiempo de la Isla”, una inversión que año tras año, nunca recupera ni la mitad. 

Entre los salarios, las meriendas y comidas, las estancias en los hoteles Islazul a lo largo del país, la mayoría de los juegos a pleno sol y estadios vacíos, los gastos de combustible, realmente el parón ha sido un alivio para la ya golpeada economía cubana.  

No obstante, desde la directiva deportiva de Cuba, se quiere realizar la Serie Nacional, así sea con partido reducidos. Aunque es probable que la economía cubana, no aguante este gasto innecesario, en un año donde países más desarrollados como Francia, Italia y España piensan no concluir sus principales eventos deportivos. 

Pero según la Isla, el béisbol cubano no está detenido, pues sus directivos y especialistas dan continuidad a las tareas emanadas de la recientemente aprobada estrategia nacional de desarrollo.

En las últimas horas se han comenzado a enviar a los territorios los listados preliminares de peloteros considerados como talentos, llamados a integrarse al Centro de Entrenamiento del 2020 al 2024.

Eso, en otras palabras, significa la identificación de figuras con condiciones para mantener u obtener en ese período los altos rendimientos que requerirá el equipo nacional y la vigente estrategia de contratación en ligas internacionales.

Sin embargo, como bien explicó al semanario deportivo JIT, Ernesto Reynoso, director nacional de béisbol, se trata de una relación viva, abierta a nuevas propuestas y a todas las correcciones que fueran necesarias. Tampoco representa, lógicamente, el exclusivo universo de donde provendrán los integrantes de los futuros equipos Cuba.  

En la primera versión de la nómina, elaborada tomando en cuenta los criterios de los preparadores principales del país y de cada territorio, se incluyen nueve receptores, 18 jugadores de cuadro, 10 jardineros y 53 lanzadores, con edades no superiores a los 25 años. Cada prospecto posee un expediente individual en que se detallan sus características, ya bien las virtudes y dificultades en las cuales deberá trabajarse intensamente.

El proceso aprobado prevé la avaluación de cada atleta durante la 60 Serie Nacional, la cual no tiene aún fecha de arrancada. Esa tarea corresponderá a los integrantes de las áreas técnico-metodológicas en cada provincia.

Los controles iniciales se han fijado para 15 días antes del inicio de la Serie, una semana después de concluidos los primeros 45 partidos del calendario, y 15 jornadas más allá de los 75 choques programados.

Por supuesto, la ratificación de la estructura anunciada hace varias semanas dependerá de la evolución de la actual pandemia y del tiempo disponible para celebrar el clásico doméstico.

La Dirección Nacional de Béisbol y la Federación Cubana de Béisbol, colocadas ante varios frentes muy importantes, consideran como clave la atención directa y diferenciada de los principales prospectos de la Isla.

Esos han sido identificados despojándose de caprichos y atendiendo no solo a la juventud, sino y sobre todo a requisitos esenciales como sus habilidades técnicas y físicas, la talla y el peso corporal.

Mientras el presidente del Instituto Nacional de Deportes, Educación Física y Recreación (INDER), Osvaldo Vento, repasó el plan de medidas activado desde la tercera semana de marzo para los deportistas de la Isla.

Vento recordó que desde el 24 de marzo dejaron de funcionar las escuelas del sistema deportivo, academias, combinados deportivos, y este jueves se extendió la suspensión deportiva hasta el 31 de julio. 

Eso implica la cancelación de más de 200 eventos, incluidos 11 certámenes de categoría internacional, además de los Juegos Pioneriles, los Escolares y Campeonatos Juveniles.

El presidente del INDER declaró que los estudiantes de todas las enseñanzas regresarán a sus centros especializados cuando la normalidad lo posibilite, incluidos los pioneros, que inicialmente podían hacerlo en escuelas de sus municipios de residencia.

Sobre la venidera Serie Nacional de Béisbol, el presidente del INDER, Osvaldo Vento, dijo que arrancará cuando la situación lo permita.

Mencionó que será una Serie Nacional atípica pero con una preparación de los equipos nunca menor a 6 semanas, buscando efectuar al menos 50 juegos por conjunto, pero no pospondrán el calendario para no afectar la nueva estructura que se aplicará el próximo año.

Sobre la preparación olímpica, Vento no profundizó, pero explicó que todos los atletas clasificados, o vinculados a ese proceso, siguen con planes de actividad física a la espera de evolucionar al alto rendimiento. 

Compártelo con tus amigos

Síguenos en: Facebook | Twitter | Telegram | Instagram | Youtube  | Google News 


Tu opinión nos importa, ¡déjanos un comentario!

¿Tienes algo que reportar? Envíalo a Directorio Cubano:

[email protected]

+39 3478220515 *Solo mensajes por WhatsApp

Únete al Canal más grande sobre temas migratorios en Telegram

¿Tienes alguna pregunta? Hacemos todo lo posible por responder a sus inquietudes, la vía más rápida que aconsejamos es mediante nuestro grupo de Telegram. Únete a Directorio Cubano


Últimas Noticias

Deja un comentario