American Airlines se libra de demanda por usar el Aeropuerto de La Habana

Una jueza del Tribunal Federal del Distrito Sur de Florida, con sede en Miami, desestimó una demanda contra la aerolínea American Airlines y LATAM Airlines Group por usar el aeropuerto de La Habana.

La demanda judicial fue presentada en nombre de José Ramón López Regueiro. Se trata del hijo de José López Vilaboy, dueño de la terminal aérea habanera hasta que el gobierno cubano la expropió al triunfar la Revolución.

López Vilaboy asumió en la década de 1950 la ampliación y modernización del aeropuerto habanero, para que tuviera un nivel internacional.  La familia asegura que no recibió compensación alguna por la expropiación.

La demanda, al amparo de la ley Helms-Burton, estaba dirigida contra las compañías American Airlines y LATAM Airlines Group por realizar operaciones en el Aeropuerto Internacional “José Martí”, de La Habana.

LEA TAMBIÉN:  Cheques de estímulo de $1300 dólares para miles de estadounidenses

Los abogados demandantes aseguran que más de 40 compañías aéreas reciben beneficios por operar “ilegalmente” en el Aeropuerto Internacional “José Martí”. En cambio, no entregan compensación alguna a su cliente.

Sin embargo, la jueza Lauren Louis desestimó el proceso llevado adelante por la firma de abogados Rivero Mestre LLP. Según las recomendaciones del caso, emitidos por el Tribunal Federal del Distrito Sur de Florida, el demandante no pudo demostrar que la instalación fue confiscada a un ciudadano de los Estados Unidos.

La ley Helms Burton

Esta demanda, así como otras en tiempos recientes, se han visto impulsadas por la activación del Título III de la Ley Helms-Burton. Aunque la ley se aprobó en el Congreso en 1996, su tercer apartado se había mantenido suspendido. Ello sobre todo por el rechazo de Europa y Canadá, que veían en peligro sus intereses comerciales en la Isla.

LEA TAMBIÉN:  Ya es oficial: ¿Cuándo cambia la hora en Estados Unidos?

Pero Donald Trump durante su gobierno decidió poner esa parte de la ley en vigor, lo cual ocurrió el 20 de mayo de 2018.

El Título III permite a los ciudadanos de Estados Unidos afectados por expropiaciones en Cuba, demandar en tribunales de esa nación a las empresas que obtengan ganancias por utilizar dichas instalaciones.

Seguir leyendo en Directorio América

Estamos en Google News

Déjanos saber tu opinión:

COMENTAR

Deja un comentario