Apagones en Cuba podrían extenderse incluso durante julio, admiten directivos

Los apagones severos que han afectado a la población cubana en los últimos meses podrían alargarse incluso durante el verano, una temporada en la que la demanda energética suele superar los 3.000 MW debido al periodo vacacional escolar.

Así lo confirmaron directivos de la Unión Eléctrica (UNE) al explicar que se garantizarán 1.200 MW de generación desde las principales centrales termoeléctricas (CTE).

Julio González Céspedes, director de Mantenimiento de la UNE, explicó en una entrevista para el diario Granma que se están realizando grandes esfuerzos para completar los mantenimientos programados y reparar averías imprevistas antes de julio y agosto.

Sin embargo, González Céspedes informó que la CTE Antonio Guiteras, en Matanzas, saldrá de operación presumiblemente durante cuatro días antes del mes de julio para lavores de mantenimiento:

“Antes de julio, está prevista la salida de la CTE Antonio Guiteras, de Matanzas, durante cuatro fechas, para el lavado de los cestos de los CAR, ensuciados a menudo por el tipo de combustible empleado –crudo cubano con alto contenido de azufre–. La Guiteras acumula 13 años sin mantenimiento capital, y su potencia promedio en el verano fluctuará entre 250 y 260 MW”, puntualiza el Granma.

LEA TAMBIÉN:  Cuba recauda más de 13 millones de dólares por la venta de combustible en divisas

Actualmente la máquina tres de la CTE Carlos Manuel de Céspedes, en Cienfuegos, está recibiendo un mantenimiento ligero durante diez días , con el objetivo de restablecer 145 MW.

Por otro lado, el bloque uno de la CTE Lidio Ramón Pérez, en Felton, Mayarí, fue sometido a un mantenimiento ligero de 25 días, que incluyó el lavado de la caldera, el cambio de tuberías críticas y la sustitución de cestos dañados. Para el verano, se espera una fluctuación de entre 215 y 225 MW en esta planta.

Además, el bloque dos de la CTE Ernesto Guevara, en Santa Cruz, con un considerable desgaste debido a tres ciclos de mantenimiento capital incumplidos, recibirá un mantenimiento ligero cuando la unidad uno sincronice a inicios de julio, aportando 90 MW tras 77 días de parada programada.

LEA TAMBIÉN:  Cuba recauda más de 13 millones de dólares por la venta de combustible en divisas

Disponibilidad

A pesar de estos esfuerzos, en el mejor de los casos solo se dispondrán de 1.200 MW, una cifra muy por debajo de los casi 2.000 MW de capacidad instalada teórica. Por lo tanto, la reducción de los apagones, que superan las 12 horas diarias, dependerá de la disponibilidad de diésel refinado para activar los grupos electrógenos de generación distribuida, con el fin de cubrir el déficit de las CTE y satisfacer la demanda total.

González Céspedes atribuye la crisis eléctrica cubana a “los efectos de las sanciones del bloqueo del Gobierno de Estados Unidos y su carácter extraterritorial”, argumentando que estas sanciones dificultan las negociaciones para que Cuba obtenga los recursos financieros necesarios para invertir en su infraestructura eléctrica.

Seguir leyendo en Directorio América

Estamos en Google News

Déjanos saber tu opinión:

COMENTAR

Deja un comentario