Camila Cabello canta en final de Champions League y llama “groseros a los fanáticos”

La cantante cubano-americana Camila Cabello deleitó al mundo con su voz y música durante la final de la Liga de Campeones celebrada el pasado sábado. Minutos antes del pitazo inicial, la reconocida artista interpretó varios temas muy gustados de su repertorio.

Sin embargo, el show previo estuvo empañado por el caos reinante en las puertas de acceso al Stade de France. Incluso, semejante suceso demoró el comienzo del partidazo por el cetro 2021-2022.

Durante su actuación, en plena cancha, los aficionados asistentes al estadio parisino comenzaron a cantar los himnos de sus respectivos equipos. Madridistas y Reds no entendieron que tenían delante a una de las principales revelaciones de la música internacional actual.

Mensaje de enfado en Twitter


Ante tal falta de respeto y ética de la mayoría de los presentes la cantante difundió un mensaje en su cuenta de Twitter.


“No puedo creer que la gente estuviera cantando el himno de sus equipos tan fuerte durante nuestra actuación. Mi equipo y yo trabajamos de manera incansable por mucho tiempo para dar un buen espectáculo y traer las vibraciones correctas”.


Pocas horas después de haber publicado el tweet Camila se arrepintió. Aunque ya era tarde pues millones de internautas lo leyeron y guardaron.

En la propia red social comentó: “muy grosero, pero no importa, me alegra que ustedes lo hayan disfrutado”. Un día después de la final agradeció a la UEFA y Pepsi Global por haberla invitado.

El juego del sábado puso delante a dos de los clubes más destacados de la última década y de la historia del fútbol. El Real Madrid salió airoso 1-0 con gol de Vinicius Jr. y de paso alcanzó su título 14 en este tipo de torneos. Una corona que sus seguidores disfrutaron en Cibeles y muchos bailaron allí con la música de Camila Cabello.

Looks like you have blocked notifications!

Sigue leyendo en Directorio Cubano


Únete al Canal más grande sobre temas migratorios en Telegram

Tu opinión nos importa, ¡déjanos un comentario!