Cifras oficiales hablan de un supuesto control de los altos precios en Cuba

Según cifras oficiales,

a partir de enero de 2022 se aprecia un cierto control en el aumento de los precios en Cuba, o lo que es lo mismo, una cierta contención de la inflación. Estadística que ha sido puesta en duda por destacados economistas.

El Índice de Precios al Consumidor, informe que mensualmente elabora la Oficina Nacional de Estadísticas e Información, ONEI, sigue generando polémica.

El tema de la inflación es ahora mismo uno de los que más inquietudes genera en las economías familiares de la isla. Sobre todo, debido a los altos precios de los alimentos y otros artículos que forman parte de la canasta básica de bienes y servicios. Sin embargo, según el mencionado estudio, desde enero de 2022 se aprecia un freno en el aumento de precios en Cuba.

El informe de la ONEI muestra en gráficos una brusca variación en los índices de precios en el primer mes del año respecto a los del último semestre. Tendencia que de ser cierta podría implicar al menos un alivio. Pues indicaría en la práctica que se contiene la espiral inflacionista que castiga el bolsillo de los cubanos. No obstante, algunos entendidos en la materia se han cuestionado el método con el cual se ha calculado ese comportamiento.

LEA TAMBIÉN:  Anuncian beneficios máximos de SNAP en 38 estados

Tal es el caso del economista cubano Pedro Monreal, quien se ha mostrado escéptico desde su perfil de Twitter al analizar el informe.

Cifras oficiales de enero indicarían un supuesto “frenazo” brusco de la inflación, incluyendo la reducción del precio promedio de los alimentos y bebidas no alcohólicas. Son datos controversiales. No se conoce el método de ponderación utilizado para cada producto, indica el economista en tuit.

El destacado investigador se centra en otro de sus análisis en el comportamiento de un grupo específico de artículos, especialmente alimentos.

Las variaciones de 14 productos identificados en el reporte muestran alta disparidad en la dinámica de precios. El anexo muestra “horquillas” de precios de 54 alimentos y bebidas no alcohólicas, pero se desconoce cómo se calcula el precio que se compara con el del mes anterior.

Al margen de los tuits publicados por Monreal algunos usuarios de la red social comentaron los que pudiera ser el sentir de no pocos cubanos:

LEA TAMBIÉN:  Conocido "Tren Espirituano" en Cuba volverá a circular: viaje de más de 11 horas por $70

El que hizo ese reporte, o no está en la calle, o lo escribió con alguien de la seguridad al lado.

Eso son cálculos del universo paralelo donde viven los burócratas… Como me van a decir que el tomate baja si en diciembre yo lo compraba en $10 y las 2 veces k compre en enero lo compre en $15.

Este lunes precisamente la ministra cubana de Finanzas y Precios, intentó justificar la situación en Cuba. Aseguró durante el espacio televisivo la Mesa Redonda que si bien en la isla se aprecia un notable aumento de precios se trata de un fenómeno internacional. Presente incluso en países desarrollados. Sin embargo, y aunque actualmente el mundo se ve afectado por los efectos resultantes de la crisis pandémica, la situación de escasez y sobrepercios en Cuba es particularmente aguda.

Seguir leyendo en Directorio América

Estamos en Google News

Déjanos saber tu opinión:

COMENTAR

3 comentarios en «Cifras oficiales hablan de un supuesto control de los altos precios en Cuba»

  1. Eso es mentira, los precios siguen subiendo vertiginosamente. Hay que ver quiénes hacen los análisis o quienes informan a sus superiores, pero los ponen a decir mentiras públicamente. Vergonzoso.

    Responder
  2. Si los orecios son alto,como el limon 160.una lubra de ese priducto,y la mala calidad,de las frutas,maduradas con priducto,hadta cuando salud publica va permitir eso,cuando estan dura por dentro,la fruta bomba ,lis platanitos,ls piña por favor tomen control dios bendiga mi pais a mi cuva

    Responder
  3. Eso no se lo cree ni el que sacó las cuentas. La estadística es una herramienta muy maleable y depende del interés que se esté defendiendo según las variables que se usen. Además, el más reciente impuesto implantado, estaba más que clarísimo que quienes lo vamos a pagar somos nosotros, lis ciudadanos de a pie. No se hizo esperar: un mazo de acelga = 50 CUP, un mazo de habichuela = 50 CUP y por ahí la lista interminable. Además si en la Planificación del presupuesto del Estado no hubo una cifra directiva digna para la ciencia y la innovación, ahora la ponemos como siempre, lis ciudadanos de a pie

    Responder

Deja un comentario