Cubanos en Miami se oponen a cancelación de vuelos comerciales a la isla

La que muchos catalogan como la más polémica medida de Donald Trump con respecto a Cuba en los últimos tiempos, no deja de generar ecos. La sorpresiva y desmedida suspensión de vuelos comerciales a 9 aeropuertos del interior de la isla ha generado malestares amplios, incluso entre los partidarios del propio presidente republicano.

No falta quienes hayan expresado públicamente su rechazo a las disposiciones de la Casa Blanca, como es el caso de La Alianza Martiana, un conglomerado de varias organizaciones que aglutinan a emigrados cubanos radicados en Miami

Según difundió el periódico Prensa Latiana esa agrupación “condenó este 28 de octubre las medidas de la administración del presidente norteamericano, Donald Trump, contra su país de origen”, en referencia a la suspensión de los vuelos comerciales regulares a los aeropuertos de Varadero, Santa Clara, Camagüey, Holguín, Santiago de Cuba y otros cuatros del interior de la isla.

Una decisión que, a decir de lo expresado por el Departamento de Estado de los Estados Unidos, tiene el objetivo declarado de impedir que el gobierno insular “obtenga acceso a divisas de los viajeros estadounidenses”, pero que, no obstante, ha generado mayores malestares entre la población que por parte de los gobernantes.

Sobre todo los habitantes de la región centro-oriental del país se verán afectados por la disposición, debido al aislamiento aéreo a que quedan sometidas las familias de las provincias orientales desde el próximo 10 de diciembre, fecha a partir de la cual será efectiva la desautorización de los vuelos desde Estados Unidos hasta 9 destinos de la isla.

Tal y como publica Prensa Latina, la Alianza Martiana rechaza la última decisión de Donald Trump, la cual se suma a otras disposiciones que si bien dicen estar encaminadas a apretar al gobierno de la isla encuentran entre la población a sus principales víctimas.

En días pasados se hizo efectiva también una nueva regulación por parte de la OFAC, Oficina de Control de Activos Extranjeros DE Estados Unidos, que limita a 1000.00 USD (dólares estadounidenses), el monto máximo de las remesas que se pueden enviar a Cuba en un trimestre, o lo que es lo mismo, menos de 4 mil dólares al año.

Ambas medidas han sido las más cuestionadas por los cubanos radicados en ambas orillas, ya que además llegan tras el proceso de acercamiento propiciado por la administración del demócrata Barck Obama (2009-2017).

“A juicio de la Alianza Martiana, esta criminal escalada de medidas contra el pueblo cubano, víctima del bloqueo económico de Washington hace casi 60 años, evidencia la decisión de incrementarla aún más”, publicó Prensa Latina.

El grupo de emigrados cubanos declaró, según indica el periódico espirituano, que las medidas de Trump tienen un carácter electoral, y su principal intención es ganarse el apoyo de los sectores más conservadores de Miami: “Entendemos que una razón fundamental es cementar el apoyo del sector reaccionario cubanoamericano en Florida a la pretensión de reelegirse, en 2020, del desprestigiado presidente Trump”.

“Solamente nos queda la opción de unir esfuerzos para hacer posible la derrota electoral de Trump en Florida en las próximas elecciones presidenciales”, insistió la Alianza Martiana, según difundió Prensa Latina.

No obstante, no son pocos los analistas que consideran que las recientes medidas de Donald Trump han sido “temerarias”, y podrían ser determinantes en el sentido contrario ya que han generado amplio descontento entre aquellos emigrantes económicos, que no desean ver aún más afectadas las condiciones de vida de sus allegados en Cuba.

De cualquier manera, y como ha venido ocurriendo en los últimos años, el voto electoral del Estado de La Florida constituye una pieza clave dentro de los objetivos electorales de Donald Trump, en lo que se refiere a mantenerse otros cuatro años en la Casa Blanca.

Seguir leyendo en Directorio América

Estamos en Google News

Déjanos saber tu opinión:

COMENTAR

Deja un comentario