Esto es lo que deben hacer los cubanos para comprar un auto desde el extranjero

Este artículo fue publicado hace 2 años.

En Cuba es posible importar automóviles nuevos por primera vez tras 60 años. Así lo han dado a conocer autoridades ministeriales en el programa radiotelevisivo La Mesa Redonda, transmitido el pasado 6 de febrero.

Según informó el ministro cubano del Transporte, Eduardo Rodríguez Dávila, las ventas de estos vehículos y sus componentes de repuesto se iniciarán el próximo 24 de febrero. A partir de ese momento los ciudadanos cubanos (personas naturales) podrán comprar autos desde el exterior, siempre a través de las entidades estatales CIMEX, Sasa y la Cadena de Tiendas Caribe, y pagando los montos establecidos en dólares estadounidenses (USD) y no en CUC, como se había establecido en 2014.

¿Ahora bien, qué debe hacer un cubano para importar un auto desde el extranjero?

En primer lugar, debemos dejar claro que las tres empresas antes mencionadas serán las encargadas de gestionar íntegramente la importación del vehículo en el exterior y ponerlo en manos de su nuevo dueño. Dicho de otro modo, la compra se realizará mediante el sistema de encargos o pedidos.


Para ello, los interesados deberán dirigirse a las oficinas comerciales de esas entidades ubicadas en la ciudad de La Habana. Antes de presentarse personalmente se recomienda contactar al personal encargado, con vistas a recibir toda la información necesaria. Para ello se pueden utilizar los siguientes teléfonos en horario diurno:

Empresas de México son autorizadas a vender carne en Cuba

CIMEX: +53 72039090

Sasa: +53 72069952

Caribe: +53 72012173

Se espera que las agencias importadoras dispongan de un catálogo con varias opciones de compra, a partir de las disponibilidades pactadas previamente con las empresas vendedoras de los países desde donde se importarán los vehículos. De ser así, el cliente podría seleccionar el coche de su elección y efectuar el pago por adelantado a través de las tarjetas magnéticas creadas para la venta en MLC, cuyos depósitos se contabilizarán en USD. 


A partir de ese momento el comprador deberá esperar a que llegue su pedido. Los plazos de entrega se corresponderán con el país de procedencia del vehículo, de modo que puede tardar semanas o meses, antes de rodar por fin en las calles cubanas.

En este caso el gobierno actúa como un intermediario que captará divisas en dependencia de los contratos crecientes que puedan suscitarse. Por otro lado, entre los beneficiarios directos por la compra de vehículos podrían estar aquellos cubanos con un poder adquisitivo superior, bien porque son pequeños empresarios (cuentapropistas) o receptores de remesas desde el extranjero.

Escandalosos precios para quienes buscan comprar un auto en Cuba

“Los autos particulares siempre han sido tema de mucho debate, porque es una aspiración tener un auto, sobre todo porque el transporte público no satisface la demanda existente”, explicó el ministro de Transporte, a la vez que aseguró se mantiene firme la intención inicial de favorecer a las mayorías con los ingresos percibidos.

“Si bien esta medida no tendrá un impacto directo en la mayoría del pueblo, sí contribuirá a mejorar el transporte público”, dijo el titular.

Recordó igualmente que los autos que se vendan conservarán los precios actuales, pero se verán favorecidos con un descuento del 10%. En ningún caso los precios son fijados por las autoridades ministeriales sino por las propias entidades comercializadoras, aclararon los presentes.


Por su parte el ministro de Economía, Alejandro Gil, dijo que el 85% de los ingresos se dedicarán a la compra y reposición del transporte público.

“Estamos buscando soluciones más allá de justificaciones. No vamos a resolver los problemas del transporte público de un día para otro, pero es una alternativa para imponernos al férreo bloqueo. Buscamos vías para nuestro desarrollo, tenemos una hoja de ruta, nada es improvisado”, concluyó.

Si bien no se ha divulgado la carga impositiva que se establezca el gobierno sobre la importación de los vehículos, muchos esperan que los precios sean menos exorbitantes que los que se establecieron en 2014. 

Escandalosos precios para quienes buscan comprar un auto en Cuba

Recordemos que los actuales vehículos tienen precios que oscilan entre los 20 mil y los 110 mil dólares, montos que han generado no pocas críticas y cuestionamientos, sobre todo porque se trata de autos con varios años de explotación en otros países, y en algunos casos con décadas de uso.

Entre las marcas comercializadas en Cuba desde el año 2013, cuando se autorizó la venta de automóviles figuran: las coreanas Hyundai y Kia Motors, las francesas Peugeot y Renault, las alemanas Volkswagen (VW) y Audi, la china Geely, la italiana Fiat, y la japonesa Toyota.

Reiteramos: cuando inicie la importación solo se hará mediante una de las tres agencias antes mencionadas, según información dada a conocer por las autoridades cubanas.

Además, continua vigente el Decreto Ley Nro. 320 del 2013 “De la trasmisión de la propiedad de vehículos de motor, su comercialización e importación” la cual no autoriza a las personas naturales a realizar importación de autos.

También puedes revisar nuestro artículos sobre precios probables aquí.

Looks like you have blocked notifications!

Sigue leyendo en Directorio Cubano


Únete al Canal más grande sobre temas migratorios en Telegram

Tu opinión nos importa, ¡déjanos un comentario!