Feria Internacional del Libro de La Habana: ¿asequible y popular como siempre?

La edición 31 de la Feria Internacional del Libro de La Habana (FILH) ya es una realidad en la capital de Cuba. Del 9 al 19 de febrero se desarrolla el evento de mayor envergadura en el panorama literario cubano.

El tema de esta edición es “La lectura inclusiva” y Colombia figura como país Invitado de Honor. Se rinde homenaje con ella a los centenarios de Fina García Marruz y Antonio Núñez Jiménez; y a los autores Araceli García y Julio Travieso.

Como siempre, las expectativas con la feria giran alrededor de la intención de convertirse en un espacio para el fomento de la lectura.

¿Cuál es el escenario de esta edición de la FILH?

A pocas horas de iniciado el evento cultural, con sede principal en la Fortaleza de San Carlos de La Cabaña, la realidad supera las expectativas. Sucede que más allá de la presencia de los grandes clásicos o no, los precios sí que son noticia: los altísimos precios.

LEA TAMBIÉN:  El "José José cubano", Elioveliz Pérez, emociona a sus seguidores tras exitoso concierto

Es cierto que la mayoría de las editoriales cubanas participantes en la feria ofertan sus ejemplares a precios asequibles. No obstante, la oferta queda lejos, en muchas ocasiones de las demandas temáticas del público.

De este modo se llegan a observar nuevamente los mismos libros del año anterior. Por otra parte, es notable la ausencia de los grandes clásicos de la literatura regional y universal que tanto gustan al público lector.

Tampoco se encuentran libros de populares autores nacionales y extranjeros; y pudiéramos nombrar a García Márquez, Cortázar, Galeano o el mismísimo cubano Leonardo Padura.

Por su parte, las editoriales extranjeras poseen una oferta más diversa en cuanto a títulos y autores un tanto más reconocidos. Pero, los precios mínimos rondan los $600.00 CUP u $800.00 CUP y pudieran llegar hasta los $4000.00 CUP. Estos equivalen perfectamente al salario completo de cualquier ciudadano del país.

LEA TAMBIÉN:  “No somos amigos”: triplistas cubanos Pichardo y Díaz son la comidilla del Campeonato Europeo

De semejante panorama tampoco escapan las propuestas infantiles, donde los ejemplares de mayor calidad de diseño se encuentran fuera del alcance económico de los padres. A todo esto también se suma la inflación de precios en las ofertas gastronómicas.

Tal parece que esta feria del libro, a pesar de las buenas y tradicionales intenciones, se aleja cada vez más de los discretos salarios proletarios. Por lo que cabe entonces preguntarse si el mayor evento cultural de la isla sigue siendo tan popular  y asequible como siempre.

Seguir leyendo en Directorio América

Estamos en Google News

Déjanos saber tu opinión:

COMENTAR

Deja un comentario