Agricultores de Estados Unidos buscan trabajadores ante baja de laborantes estacionales

Este artículo fue publicado hace 2 años.

Estados Unidos, el tercer exportador mundial de trigo, podría ver comprometidos sus volúmenes productivos durante la pandemia debido a los atrasos que ha supuesto la llegada de inmigrantes estacionales que normalmente cosechan ese cultivo, además de otros como la soja y el maíz.

“A medida que las cosechadoras se dirigen hacia el norte desde las llanuras del sur de Texas y Oklahoma, los agricultores y las empresas tienen dificultades para encontrar y mantener trabajadores. Cualquier retraso en la recolección podría elevar los precios del trigo y generar problemas para asegurar el suministro de productos como panes y pastas”, publicó Reuters.

Tanto las compañías cosechadoras como los agricultores independientes entrevistados por esa agencia aseguran que los nuevos empleados estadounidenses han requerido más capacitación y tasas más altas de lo habitual, ya que las cosechadoras se dirigen al norte y comienzan a traer otros cultivos de exportación importantes.


Hoy, si bien las cosechas de granos están más automatizadas que las industrias de frutas y verduras, que requieren mucha mano de obra, no les resulta ajena la actual escasez de trabajadores.

La campeona olímpica Osleidys Menéndez abandona Cuba y llega a Estados Unidos

En buena medida se nutren de trabajadores estacionales que reciben visas temporales de trabajo. La visa más común para trabajadores agrícolas es la H-2A, la cual les permite permanecer en Estados Unidos durante varios meses para trabajar en las referidas granjas.

Beckley Harvesting Inc, es una de esas empresas, tiene su sede en Atwood, Kansas, y generalmente requiere un 30% de trabajadores inmigrantes. Josh Beckley uno de sus dueños no tenía trabajadores extranjeros en su equipo, y por ello ha enfrentado problemas para encontrar reemplazantes, pero según explica muchos estadounidenses no están dispuestos a moverse durante largos meses por el cinturón agrícola de la Unión.


Hoy muchos de los granjeros que han votado por Donald Trump, son de los más dependientes del trabajo de los jornaleros o trabajadores estacionales. Si bien el presidente republicano había favorecido el otorgamiento de visas agrícolas y endurecido su política contra los trabajadores tecnológicos, estudiantes y otros grupos, la situación ha cambiado en medio de la pandemia, señala Reuters.

Nueva caravana de migrantes, con presencia de cubanos, partió hacia la frontera de EE.UU.

Después de que Trump restringiera la inmigración al país en abril y luego en junio, varios líderes empresariales dieron cuenta de su descontento, y explicaron que toda acción encaminada a restringir la entrada de trabajadores extranjeros sería contraproducente para la recuperación económica de los Estados Unidos


“Los negocios estadounidenses necesitan garantías de que pueden cumplir con las necesidades de su fuerza laboral. Para ello, es crucial que tengan acceso a talento nacional y de todo el mundo”, enunció el director de la Cámara de Comercio de EE.UU en una carta dirigida al mandatario estadounidense.

Incluso a lo interno del Partido Republicano hay cierta oposición a la idea de imponer restricciones a los visados. Algunos senadores del partido rojo, entre quienes se encuentra el legislador por el estado de Carolina del Sur, Lindsey Graham, y el tejano John Cornyn, redactaron en mayo pasado una carta pidiendo a Trump no suspender el programa H-2B.

Grietas en condominio cerca del Aeropuerto Internacional de Miami: residentes protestan

Sin embargo, además de congelar los nuevos visados, la Casa Blanca también planea acabar con la lotería de H-1B que garantiza que un 40% de los solicitantes de esa modalidad de visado sean elegidos.

Actualmente se concede un total de 85 mil visados de este tipo anualmente, pero en su lugar, el gobierno actual planea conceder las visas a los solicitantes que tengan ingresos más altos.

Sobre el panorama laboral estadounidense se ciernen muchas incertidumbres, “Las pérdidas de empleo están empezando a extenderse a otros sectores de la economía, grupos de ingresos y capacitaciones profesionales”, dijo a Reuters Mark Zandi, economista jefe de Moody’s Analytics en West Chester, en el estado de Pennsylvania.

Looks like you have blocked notifications!

Sigue leyendo en Directorio Cubano


Únete al Canal más grande sobre temas migratorios en Telegram

Tu opinión nos importa, ¡déjanos un comentario!