Salvan a niño cubano que cayó en un estrecho pozo de 50 metros de profundidad (+Fotos)

Este artículo fue publicado hace 2 años.

La vida de Luis Yunier Carralero Pablo pudo haber terminado de manera precipitada hace solo unas horas, cuando accidentalmente cayó hasta lo más profundo de un pozo de 50 metros. Su cuerpo se precipitó por una estrecha abertura de apenas 60 centímetros, y fue a dar a un punto insondable por la vista, allá donde su voz apenas se escuchaba.

El accidente tuvo lugar en la finca La Nobleza, del Consejo Popular Cuatro Caminos, en el municipio habanero del Cotorro, y gracias a la rápida actuación de los bomberos Luis Yunier hoy vive para contar su historia. 

los rescatistas del Comando 11, del Cuerpo de Bomberos de Cuba, tuvieron a su cargo la difícil tarea de extraer al menor. Una tarea que recayó sobre todo en los hombros  del técnico Manuel Alejandro Suárez Abrahantes, quien debió descender por la angosta abertura hasta alcanzar al pequeño y luego extraerlo sano y salvo. 

Durante el descenso portó un equipo de aire comprimido, un módulo de protección y varios accesorios para asegurarle la atención primaria de Luis Yunier, que debaja escuchar su voz en medio de la más completa oscuridad, según relata Cubadebate.

Ya una vez en la superficie el chico recibió las atenciones pertinentes por parte de los técnicos del Sistema Integral de Urgencias Médicas (Sium), quienes lograron estabilizar sus signos vitales y de manera oportuna atendieron las lesiones y daños que le ocasionara la aparatosa caída.


Fue así como la historia de Luis Yunier tuvo un final feliz, aunque no estuvo exenta de sobresaltos y temores, que solo él conoce. Sirva su experiencia para extremar los cuidados con los más pequeños de la casa, sobre todo en momentos en que las escuelas cubanas se mantienen cerradas y son los familiares cercanos quienes deben velar por la integridad física de los niños.

Fotos del rescate:

 

Sigue leyendo en Directorio Cubano


Únete al Canal más grande sobre temas migratorios en Telegram

Tu opinión nos importa, ¡déjanos un comentario!