La libreta de nunca acabar: cuota fija a plátanos y mazorcas de maíz en provincia cubana

Este artículo fue publicado hace 2 años.

La crisis sanitaria que ha devuelto a Cuba la realidad de su economía ha obligado al país a tomar más de una decisión “sorprendente” para garantizar el reparto y control de los alimentos entre la población.

Así, se conoció que, en la provincia de Ciego de Ávila, por ejemplo, a partir de este primero de julio, los habitantes de los municipios de Ciego de Ávila y de Morón solo podrán acceder a las viandas que se ofertan en el sistema comercial de la Empresa de Acopio Ciego de Ávila, “de manera regulada y controlada, a través de la libreta de abastecimiento”.

Roberto Sarmiento Álvarez, director general de la entidad, confirmó a INVASOR que la idea es vender plátano (en las variantes vianda, fruta y burro), boniato, yuca y malanga, “a razón de tres libras semanales por integrante del núcleo familiar”.


Pero no serán los únicos productos. Se podrán obtener cinco mazorcas de maíz tierno a la semana, y “puede que pasen 15 días sin maíz, pero cuando dispongamos de él se controlará”, agregó.

Estas provincias distribuyen otro módulo de donación de alimentos adicionales a la canasta familiar normada

“Tales regulaciones obedecen a las condiciones actuales en la producción agropecuaria, a la alta demanda en la red de mercados y comercio, y a la disponibilidad de productos; con ellas se busca que no siempre compren las mismas personas y propiciar un acceso semanal más equitativo a estos alimentos.


“Una vez se logre el despertar de la producción agrícola, volveremos a la venta, como normalmente la hacemos, en los establecimientos de Acopio”, cita el periódico avileño.

Entre las causas principales que llevaron a esta situación, según la dirección de Acopio, está el problema de que la demanda sigue estando muy por encima de la oferta, la última campaña de primavera se desarrolló con niveles muy bajos de aseguramiento para la mayoría de los cultivos, lo cual propició rendimientos pobres, y los campesinos avileños solo sembraron el 56 por ciento de lo previsto, debido al agravamiento del acceso al país de combustibles.

¿Arroz y harina de maíz por la libreta en Cuba? Mincin desmiente noticia sobre Canasta Familiar Normada

Por todas estas razones, se estableció, desde el primero de julio, el aumento de los precios de compra al productor para estimular la producción de ajo, boniato, yuca, malanga xhanthosoma y malanga colocasia. Esto traerá como consecuencia el incremento de los precios de venta minorista a la población, aunque aseguran siempre estarán por debajo de por debajo de los topes establecidos.


Las personas que no se encuentren inscritas en la Oficoda deberán notificarlo al delegado de la circunscripción y el presidente del Consejo Popular, “para que la dirección del mercado correspondiente a su lugar de residencia las inscriba en un listado confeccionado para esta finalidad y así puedan adquirir mercancías”.

Desde que la crisis sanitaria aterrizó en Cuba en marzo de este año, se tomaron medidas con respecto a la libreta de abastecimiento para normar una serie de productos que ya estaban liberados.

Sigue cayendo el poder adquisitivo de los cubanos. Economista sugiere aumento de salarios en Cuba

Comenzó con el pollo de 20 pesos, le siguieron las viandas y hortalizas que se vendían en los mercados estatales; también los módulos de aseo, los derivados de carne de cerdo. Se usó en establecimientos de CIMEX y la Cadena de Tiendas Caribe. La cuenta parece no tener fin.

Según datos ofrecidos en el programa Mesa Redonda a finales de marzo, Cuba mantiene la prioridad sobre la canasta familiar normada, un grupo de insumos que cada mes llega a 12 767 bodegas en todo el país. Esos establecimientos le brindan servicio a 3 809 000 núcleos familiares, que agrupan a 11 150 000 cubanos.

Looks like you have blocked notifications!

Sigue leyendo en Directorio Cubano


Únete al Canal más grande sobre temas migratorios en Telegram

Tu opinión nos importa, ¡déjanos un comentario!