El concierto de los 24 mil pesos en Cuba “sacude” las redes

El cartel publicitario que anuncia el concierto del dúo cubano Kimiko y Yordy por el precio de 24 mil pesos la mesa, en un bar privado de Cienfuegos, ha encendido las redes sociales en Cuba. 

Tal ha sido el caso que la prensa estatal ha pedido explicaciones a la Dirección Provincial de Cultura y al Gobierno Municipal de Cienfuegos.

En un artículo publicado en el periódico Granma, el autor considera que en la exagerada cifra intervienen, “además del contexto inflacionario, las estrategias de marketing del género urbano”.

Haciendo un llamado a parar los “memes, airados mensajes y comentarios ofensivos” hacia Kimiko y Jordy, el periodista recuerda que esta no es “ni la primera ni la última vez que una propuesta de este cariz dispare las tarifas”. 

“Ojo, y que se la compren, pues un sector, aunque minoritario, estuvo y está en disposición de hacerlo”, añade.

EL CONCIERTO SÍ COSTABA 24 MIL PESOS, PERO SE OFRECÍA “MUCHO MÁS” QUE LO QUE SALÍA EN EL CARTEL

El subdirector de la Dirección Provincial de Cultura, Arturo Apezteguía Ibáñez, dijo al diario cubano que “aunque su entidad no rectorea los bares operados por las formas de gestión no estatal, nada le puede resultar ajeno y –por consiguiente– seguía la evolución del hecho en un contexto de nuevos e inéditos escenarios”. 

LEA TAMBIÉN:  ¿Cuánto vale tu moneda extranjera en Cuba? Tasas de cambio oficiales de CADECA este 22 de mayo

Asimismo, se ha solicitado que “a la Empresa Provincial de la Música y los Espectáculos les sean presentados los contratos de estos u otros artistas”.

Por su parte, la viceintendente Diana Serpa Díaz aseguró que se entrevistaron con el propietario del bar, quien señaló que “él no había sido el encargado de la propaganda del concierto en las redes”. 

No obstante, confirmó que es cierto “el pago establecido de 24 000 pesos por mesa, pero que se ofrecería mucho más de lo que rezaba en los carteles promocionales”. 

De acuerdo al citado medio, el dueño “recordó que estos u otros artistas, en cualquier provincia, tienen altos estándares para sus presentaciones”. 

Cuando el gobierno solicitó el contrato de los artistas Kimiko y Jordy con la Empresa Provincial de la Música, fueron informados de que los mismos “no forman parte de ninguna agencia ni poseen firma con la referida Empresa, sino que actuarían con otro creador que sí los posee”. 

LEA TAMBIÉN:  Miles de cubanos se benefician con nuevo decreto en Uruguay

La funcionaria explicó que en conversación con ese creador, “le comunicaron que al margen del carácter de oferta y demanda, era un precio notorio”. 

Entonces, le aclararon que “con el contrato en la mano”, evaluarían el tema del precio, teniendo en cuenta “cuánto los artistas le solicitarían a él, junto a otro grupo de condiciones y elementos”. 

Una vez se les notificó a Kimiko y Jordy sobre esta situación, “manifestaron que no deseaban trabajar en esas condiciones, porque afirmaban que en otros lugares podrían recibir una mejor retribución”, señala el texto. 

Kimiko y Yord es un dúo cubano de música urbana formado por los jóvenes Osniel Andres Covarrubias Alfonso y Yordano Ulacia Creach.

Fueron ganadores del premio de la popularidad en Premios Lucas 2020 con la canción “Tengo una pila”, en colaboración con el dúo Yomil y el Dany.

LEA TAMBIÉN:  Violan precios topados del transporte público en La Habana

Según Granma, su featuring con Michel Boutic, se llevó también el premio de la popularidad con “El campeón”, de Helier Muñoz, en la más reciente edición de los premios Lucas.

Seguir leyendo en Directorio América

Estamos en Google News

Déjanos saber tu opinión:

COMENTAR

9 comentarios en «El concierto de los 24 mil pesos en Cuba “sacude” las redes»

  1. No tengo tan mal gusto de conocer a ese duo. Debe ser uno mas. Si, me da mucha pena por Jorge Garcia, que haya comparado al duo con Barbra Straisand. No me ha dado ni risa, solo pena.

    Responder
  2. Estos comentarios y muchos más con los cuales comparto mi humilde criterio dejan bien claro ;q algo nos falló ;q se dió rienda suelta a un fenómeno de mal gusto ;a tanta chabacanería y falta de cultura ;q nos cuesta creer q sea posible no solo por el tema de las cifras de dinero ;sino porque ningunos de esos fracasados son músicos ;ni artistas ;ni nada por el estilo ;solo son unos vulgares ;con poco nivel intelectual ;q intoxican a la música

    Responder
  3. 24mil pesos eso seria un escándalo hace dos años, a razón del precio del dolar ,q redondea a 100 y 130 en dependencia del día, eso sería 200 dolares,estoy seguro que quienes disfruten del show, tienen el dinero, o no se acuerda cuanto gante de zona, por una hora en el salón rojo cobraba 1000 dólares la hora, o cuando muchos reguetoneros cobraban cien dólares y más en cada cabaret, o se olvidó,cuando el salario mínimo era lo menos 300 pesos y el máximo 700 más menos y nadie grito ni publico nada, no veo el revuelo por ningún lugar, pero para inyectar veneno? Creo q están vendidas todas las capacidades? Felicidades, q disfrute el q puede,bárbara Streisand cobro un concierto en su casa hace unos años 5000 dólares por persona, quienes fueron?

    Responder
  4. Es una falta de respeto a la cultura y las tradiciones de este país, la cual es rica y diversa, con una historia de muchos siglos. Es una falta de respeto que haya que pagar tamaña cuota por asistir a semejante demostración de vulgaridad. Pero que se puede esperar de estos tiempos? Si la vulgaridad y las malas costumbres han plantado bandera en todas las esferas de esta sociedad, sumida en la miseria y las banalidades. Mientras las** encuentran adeptos en las más altas esferas, ahora resulta que hay que aceptar esta burla a la mayoría de los cubanos, los de a pie, los que vivimos al día. Se puede palpar la enorme brecha de clases que existe en este país y que cada día se agranda más y más

    Responder
  5. Seguimos teniendo demasiada mano blanda con los improvisados, esos pseudo artistas que no van más allá de estereotipos vacíos y expresión prosaica, que nada aportan a la riqueza espiritual de una nación que ha hecho la suya sobre la base de inspiración fértil, buen gusto y buena técnica. Estoy convencido de que ninguna razón comercial justifica ceder en el campo de la cultura y las artes. Los aficionados tienen espacio en las casas de cultura. Que se ocupen allí de su afición y que no pretendan ser lo que no son. A los artistas (los de verdad), a los críticos de arte y a los funcionarios toca salir al paso a tanto desatino. El Arte verdadero supone respeto, respeto al Arte, a los artistas y al público.

    Responder
  6. Terrible que haya que pague ese dineral por esos llamados cantantes, por Dios, esa música no sirve, pero el gobierno tiene culpa, ayer salió en el canal Habana la Dtora comercial de Palmares y una cena por el 14 de febrero 1500 pesos por persona, una falta de respeto, un jubilado Murillo le puso 1528 pesos, nada , seguimos en el país de Peter pan

    Responder

Deja un comentario