Visa L-1B: ventajas y posibilidades de residencia permanente en Estados Unidos

Hay un tipo de visado que permite a los empleadores pedir autorización para que sus empleados calificados puedan trabajar y vivir en los Estados Unidos. Esta se conoce como la visa L-1B y es para personas transferidas dentro de empresas que trabajan en puestos con requeridos conocimientos especializados.

La L-1B también posibilita a empresas extranjeras sin oficinas afiliadas en Norteamérica enviar un empleado especializado a ayudar a establecer una empresa  en el país.

Pero, para ello, los empleadores deben cumplir con algunos requisitos como tener una relación calificada con una empresa extranjera. En este sentido, puede ser una empresa matriz, sucursal, subsidiaria o afiliada, denominadas colectivamente organizaciones calificadas.

También deberán hacer negocios con empleadores en Estados Unidos o en otro país directamente. Esto puede ser a través de una organización calificada durante la estadía del beneficiario en los Estados Unidos como L-1.

LEA TAMBIÉN:  Anuncian beneficios máximos de SNAP en 38 estados

Resulta importante aclarar que el negocio no tiene por qué dedicarse obligatoriamente al comercio internacional.

En este sentido, ¿qué requisitos debe cumplir el empleado?

El empleado debió trabajar para una organización calificada extranjera durante un año continuo dentro de los tres años inmediatamente anteriores a su admisión en Norteamérica.

Por otra parte, su ingreso al país buscará brindar servicios en una capacidad de conocimiento especializado a una sucursal del mismo empleador. También se admite brindar dichos servicios a una de las organizaciones calificadas del empleador.

Para solicitar la visa L-1B el empleador debe presentar el Formulario I-129 (Petición para un trabajador no inmigrante, con tarifa, en su nombre).

LEA TAMBIÉN:  Miles de inmigrantes en Estados Unidos podrán recibir la Green Card gracias a esta nueva ley

La visa L-1B es una visa que también posibilita a sus beneficiarios buscar el estatus de residente permanente. Por tanto hay tres pasos para pasar del estatus de no inmigrante L-1B a una Green Card.

El primero es pasar por el Proceso de Certificación Laboral PERM. Lo cual implica que el empleador haga un proceso de contratación para garantizar que no haya trabajadores estadounidenses calificados disponibles.

En segundo lugar, se deberá llenar el Formulario I-140, Petición de Inmigrante para Trabajador Extranjero. Finalmente también se completará el Formulario I-485, Solicitud de Registro de Residencia Permanente o Ajuste de Estatus.

En caso de aprobarse esta petición, se le enviará vía correo al empleado la esperada Green Card.

Seguir leyendo en Directorio América

Estamos en Google News

Déjanos saber tu opinión:

COMENTAR

Deja un comentario