Autoridades resuelven inquietudes sobre el cierre de la clínica veterinaria de Carlos III

El pasado 24 de junio la Clínica Veterinaria “José Luis Callejas”, conocida como Carlos III, anunció la suspensión temporal de sus servicios hasta finales de julio. La medida generó inconformidades en la población habanera que solicitó más detalles respecto a la decisión administrativa. 

A modo de respuesta el Centro de Sanidad Animal de Cuba (CENSA) y el Ministerio de Agricultura emitieron una nota aclaratoria. De acuerdo con esas fuentes, el objetivo principal del cierre es culminar actividades de remodelación que requiere la entidad. 

En cuanto a la suspensión de los servicios de ultrasonido y laboratorio, los clientes solicitaron el traslado de las tecnologías necesarias a otras instalaciones. Sin embargo, las autoridades afirmaron que esto es imposible debido a que el equipo de ecografías no es portátil. Al parecer, posee grandes dimensiones y se precisa de requerimientos ambientales específicos para su uso. 

LEA TAMBIÉN:  Aduana de Cuba aumenta control sobre contrabando de dinero

“Tiene muchos años de explotación, por lo que su traslado puede conllevar al deterioro, y se corre el riesgo de dejarlo fuera de funcionamiento de manera definitiva”, especifica el comunicado oficial. 

Por otro lado, respecto al laboratorio clínico y sus prestaciones, el desplazamiento también es imposible. Son imprescindibles condiciones muy puntuales de bioseguridad e infraestructura en caso de hacerlo y estas no existen en otros consultorios de La Habana. 

“Además, su habilitación requeriría una Licencia de Seguridad Biológica, proceso que lleva tiempo y recursos”, se argumentó en el sitio web del Ministerio de Agricultura. 

LEA TAMBIÉN:  Ni vender dólares ni comprar pesos cubanos: el dilema de la fluctuación del mercado informal

La nota aclaratoria recuerda a los clientes habituales de la clínica Carlos III que pueden acceder a esta clase de servicios en otras instalaciones similares. Se recomendaron los consultorios ubicados en Durege y Santa Emilia, Diez de Octubre; en Hospital y Zanja, Centro Habana y en la Clínica Laika, ubicada en Merced y Picota, La Habana Vieja. 

Por último, se reitera que los servicios de guardia se mantienen en el horario permitido por las restricciones sanitarias de la covid-19. La reapertura de la institución está prevista para el próximo 26 de julio. 

Seguir leyendo en Directorio América

Estamos en Google News

Déjanos saber tu opinión:

COMENTAR

2 comentarios en «Autoridades resuelven inquietudes sobre el cierre de la clínica veterinaria de Carlos III»

  1. Por qué las visitas a domicilio de los Veterinarios la han puesto Muy Caras. Favor valoren precios, no es lo mismo una casa para ver mascota, q visitar un patio para otros animales.

    Responder
  2. Lo que hace falta es que el cierre de la clínica veterinaria de CARLOS III, sea compensado con un buen salón quirúrgico con las condiciones que requiere una sala de este tipo pues yo perdí mi mascota por llevarla allí pensando que era el mejor lugar para acudir con una emergencia quirúrgica y allí no pudieron brindarme el servicio porque no tenían condiciones en el salón, fue tiempo perdido y gastos de transporte que podía haberse evitado.

    Responder

Deja un comentario