Parole humanitario para cubanos: el negocio del momento en EE.UU

Desde que el presidente norteamericano Joe Biden decidiera cerrar fronteras para los cubanos y otras naciones de la región no han faltado los que tratan de lucrar a toda costa con la desesperación ajena.

En la isla son muchas las publicaciones en redes sociales en las que se ofrece el pretendido “patrocinador” y un paquete completo que incluye el llenado del formulario y otros documentos migratorios.

Sin embargo, también en Miami el proceso está costando caro y lo sufrió en carne propia un camionero cubano que estalló recientemente en redes al enterarse de la cifra que cobraban los abogados por dejar plasmados los datos del solicitante en una aplicación gratuita.

“Mira pa esto, 1500 dólares por persona por llenar una aplicación que es gratis, que tú la puedes hacer en internet”, comentó el hombre en un video de Tik Tok grabado desde su vehículo.

LEA TAMBIÉN:  ¿Cheque de estímulo en febrero o marzo en Estados Unidos?

Más adelante, el cubano agregó visiblemente molesto: “No tienes que mandarle un kilo a inmigración, no tienes que mandarle un kilo a nadie. Si tú no calificas ni aunque te hagan una carta de la Casa Blanca te van a dejar traer a tu familia. Te están cobrando 1500 por una aplicación que es gratis”.

LUCRAR CON LA DESESPERACIÓN AJENA

Desde las dos orillas existen personas que tratan de obtener dividendos con el “parole humanitario”, algunos mediante estafas que ponen en riesgo a los posibles migrantes. La propia embajada de Estados Unidos comunicó recientemente que “el proceso de parole es gratis” y que solamente se debe acceder a él mediante el formulario dispuesto en línea.

“Ni la persona de apoyo en Estados Unidos ni el beneficiario deben pagar una tarifa al presentar el Formulario I-134A, ya sea para autorización de viaje o permiso de permanencia temporal. Tenga cuidado con las estafas o cualquier persona que solicite dinero”, advirtieron desde la sede consular.

LEA TAMBIÉN:  Bank of America y Starbucks compensan así a sus clientes

También en Nicaragua y Venezuela se están dando situaciones parecidas. Astrid Montealegre, abogada y colaboradora de la fundación American Human Rights Alliance reveló a la Voz de América que, “históricamente, cuando se anuncian estos programas, surge mucho el fraude notarial o el fraude en general”.

Además, alertó que algunas de estas personas ni siquiera son graduadas de Derecho ni cuentan con conocimiento legal para ejercer la profesión. También recalca que el acceso al patrocinador debe ser totalmente gratuito y que, de lo contrario, pudiera tratarse de un delito relacionado con la trata de personas.

Seguir leyendo en Directorio América

Estamos en Google News

Déjanos saber tu opinión:

COMENTAR

Deja un comentario