Renault se va de Rusia y estos reactivan la fabricación de Moskvitch

Tras la confirmación de la salida de la marca de autos Renault de Autovaz, en Rusia, el gobierno ha decido rescatar la planta y fabricación de aquellos coches soviéticos, muy populares en Cuba, la marca Moskvitch. Desde ya volverán a fabricarse en Moscú.

Rusia se apropió de una importante fábrica que pertenecía a Renault tras su salida de ese país y tiene la intención de usarla para revivir el famoso auto Moskvitch de la era soviética. Tras este anuncio el fabricante de automóviles francés calificó la misma como una “elección responsable” para que sus miles de empleados en ese país no se quedaran abandonados.

La medida parece ser la primera transferencia importante de activos privados a manos del Estado después de que funcionarios rusos amenazaran con nacionalizar otras empresas que han estado saliendo de esa nación debido al conflicto.


“He decidido incluir la fábrica en la lista como activo de la ciudad y reanudar la producción bajo la marca histórica Moskvitch”, anunció el alcalde de Moscú, Sergei Sobyanin .


Este añadió que “abriremos una nueva página en la historia del Moskvitch en 2022”. También prometió mantener a “la mayoría” del personal y los subcontratistas de la planta de Renault.

CARROS EN CUBA

Esta marca soviética, los autos Moskvitch estuvieron omnipresentes en las calles de la Unión Soviética durante décadas. La productora se declaró en quiebra en 2006, 75 años después de lanzar su primer modelo y cinco años después de producir su último vehículo. En Cuba estos autos todavía se pasean en su mayoría por las calles de todas las ciudades.


En un comunicado publicado por Reuters, la francesa Renault describió la venta de su participación mayoritaria en Avtovaz a NAMI y el 100% de las acciones de Renault Russia a la ciudad de Moscú como una “elección responsable”.

“Hoy hemos tomado una decisión difícil pero necesaria, y estamos haciendo una elección responsable con respecto a nuestros 45.000 empleados en Rusia”, dijo el director general Luca de Meo.

Renault confirmó una amortización no monetaria de casi 2290 millones de dólares para reflejar los costes potenciales de suspender las operaciones en Rusia. La fabricante de automóviles comenzó la producción de coches en Rusia como parte de una empresa conjunta con la ciudad de Moscú en 2005.

Looks like you have blocked notifications!

Sigue leyendo en Directorio Cubano


Únete al Canal más grande sobre temas migratorios en Telegram

Tu opinión nos importa, ¡déjanos un comentario!