A pesar de los altos precios ya se vendieron los primeros autos en Cuba

«Es un carro usado de 2011, pero se encuentra en las condiciones requeridas para transitar», declaró a la agencia EFE, Yovan Orlando, un cubano residente en Miami que pagó nada menos que 80 mil 000 dólares por su Toyota Land Cruiser 4×4, fabricado en 2011 y con 6 mil kilómetros de carretera.

El comprador pasó cinco noches haciendo cola para ser el primero en “escoger” el vehículo deseado, y este martes se mostró contento y satisfecho por su compra: “Por mi familia hago cualquier cosa”, aseguró el joven, que ahora solo dice estar preocupado porque su auto no tiene garantía, lo cual puede derivar en un problema.

La transacción tuvo lugar en el concesionario ubicado en la barriada habanera de Miramar donde desde este 25 de febrero se ofertan una treintena de modelos de autos de segunda mano, vendidos a precio de Ferrari: Un Kia Picanto, puede costar 38 mil dólares, un Peugeot 301 automático se vende en 45 mil y otro Peugeot 4008 escala la cifra de 63 mil dólares, tal y como figura en la relación publicada por la corporación oficial CIMEX, que no especifica el año de fabricación ni el kilometraje del vehículo.

A pesar de todo las cifras son un 10% más bajas respecto al precio original en CUC, desde que se autorizó la venta de autos en Cuba en el año 2014. Se tratan de costos recaudatorios que obedecen a la política declarada por el Estado cubano de captar divisas fuertes para hacer frente a la compleja situación financiera que atraviesa la economía nacional debido al endurecimiento del embargo financiero y comercial de los Estados Unidos.

Sin embargo, las empresas vendedoras solo recibirían el 15% de los importes pagados, mientras que el 85 % restante se destinará al mejoramiento del transporte público en la isla, según declararon las autoridades ministeriales.

Los autos deben ser pagados al momento con una de las nuevas tarjetas en Moneda Libremente Convertible, MLC, es decir, cebada anteriormente en un banco cubano con dólares, euros, libras esterlinas, pesos mexicanos u otra divisa. Tal y como se explicó no se aceptan las monedas cubanas CUP o CUC (peso convertible).

El talonario del contrato reconoce: “EL COMPRADOR reconoce que el bien adquirido a través de este contrato es un bien de uso, por lo que EL VENDEDOR no asume ninguna obligación respecto a su garantía de calidad y/o uso. Asimismo, EL VENDEDOR queda liberado de reponer o reparar el bien vendido a partir del momento del traspaso de su titularidad”.

La medida llega a la par de la decisión de autorizar a los cubanos residentes en la isla para que puedan importar autos nuevos también en MLC, pero a través de los encargos realizados a las empresas intermediarias SASA, CIMEX y la Cadena de Tiendas Caribe, que fijarán los precios de venta a partir de marzo. De la misma manera se podrán importar aditamentos, partes y piezas siempre pagando en MLC.

En Cuba no se fabrican automóviles y nadie que no sea el estado está autorizado para comercializar estos vehículos, de ahí la extravagante cifra a que son vendidos los carros.

Sin embargo, a pesar de que en el país el salario medio de un trabajador estatal promedia los 46 dólares mensuales, a nadie extraña que desde el primer día entrar en vigor la medida ya se hayan vendido algunos autos. Desde hace años la comunidad de cubanos residentes en el exterior realiza inversiones veladas en la isla sirviéndose de subterfugios de la ley.

Cubanoamericanos monopolizan hoy varias viviendas, negocios particulares como hostales y paladares, que son comprados a nombre de familiares o amigos cercanos, y contribuyen a aumentar su caudal económico en la misma isla de la que se fueron un día.

Sin embargo, hasta ahora soro era posible adquirir autos en CUC, o comprarlos en el mercado informal, donde los autos de segunda mano tampoco eran baratos, pues la escasez de ofertas alimentaba los altos costes.

Por ejemplo, en el sitio web de clasificados de compraventa www.revolico.com se ofertaba hace solo 3 días ante de publicarse la lista de CIMEX un Lada 2105 fabricado en 1988 por 28 mil dólares, un Hyundai Atos del año 2007 costaba 40 mil y un Audi S4 del año 2010 llegaba a la escandalosa cifra de 120 mil dólares.

Como muchos pronosticaron los cubanos residentes en el exterior, sobre todo los que se han radicado en los Estados Unidos son los principales compradores de estos autos, a pesar de los abusivos precios, pues en muchos casos se trata del interés de favorecer a sus familiares en la isla.

También te puede interesar


¿Tienes algo que reportar? Envíalo a Directorio Cubano:

[email protected]

+39 3478220515

Únete al grupo más grande sobre temas migratorios en Telegram

¿Tienes alguna pregunta? Únete al Foro de Directorio Cubano


13 comentarios sobre “A pesar de los altos precios ya se vendieron los primeros autos en Cuba

  1. Entiendo la situación del país,pero seguimos en las mismas,los que no trabajan con el estado,los que de una forma u otra viven en otro país son los únicos que van a poder beneficiarse con esa venta,yo soy médico y mi esposo también, jamás podremos comprarnos un auto pués vivimos de nuestro salario,por favor alguien puede ponerse a pensar en la clase obrera!!!!!!!

    1. El tesoro de EEUU, Tiene que investigar de donde sale ese dinero? Porque aquí no se regala el dinero. Un obrero normal promedio, tiene que adquirir un carro , atraves de un credito, porque nadie puede pagar al contado 80mil dolares, más sus gastos para vivir

  2. Oiga señor, juntar 80 mil dólares en USA es un poco difícil aunque usted sea un profesional. Creo que la única excepción sería el haberte ganado la lotería. El que vaya a Cuba y compre allí un carro por el precio que pagaría en USA multiplicado por diez o es un tonto o es un delincuente que se gana el dinero fácilmente… ¡Un tarjetero!

  3. El problema es que no vale 80000 dólares ! Lo otro sigan pensando que el dinero va para el transporte público jajajaja ya el cangrejo cobró ,sigan dando dólares a los comunistas después no lloren cuando te pregunten de dónde sacaste el dinero

    1. Creo que deberían vender carros mas caros ,así pueden los americanos dar crédito para comprar carros en Cuba a los emigrados cubanos ,después.se repatrian y viven en los dos lados , que bueno!!!!

      1. De verdad no se de que forma legal esa persona pudo pagar $80.000 aunque viva en los ee.uu para ahorrar esa cantidad trabajando es muy dificil.yo conozco profesionales y no pueden pagar esa cantidad .de la unica forma es por medio ilegales.y si vive todavia en eeuu que se prepare cuando lleque le van a caer averiguando de donde lo saco.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *