“Es mi hogar, es mi casa”, dice Ana de Armas de Cuba a pocas horas de la entrega de los Oscar

Ana de Armas sabrá esta noche si resultó ganadora o no de la codiciada estatuilla a Mejor actriz en los Premios Oscar por su papel de Marilyn Monroe en Blonde.

A pocas horas de la ceremonia ha sido publicada una entrevista en la que la cubana habla de lo que representa esta nominación para ella. También dedicó amplio espacio a hablar de su amor por Cuba.

Sobre su nominación al Oscar Ana confesó a la revista People en español, que nunca lo imaginó, “era algo que en mi cabeza le pasaba a otra gente”.

Ana de Armas, como otros muchos cubanos, salió un día de Cuba con más sueños que certezas. Por eso agradece a todas las personas que la impulsaron a ir tras sus metas fuera de la isla, y luego fuera de España.

“Pienso en todo eso, es una combinación de mucha alegría y de una satisfacción personal enorme por todo el trabajo y el esfuerzo que se ha reconocido”.

LEA TAMBIÉN:  ¿Buscas un patrocinador en los EEUU? Hoy abre Welcome Connect

La actriz, poco tiempo después de debutar en la película cubana Una rosa de Francia con solo 16 años, partió hacia España. Allí triunfó con la serie El internado, y finalmente decidió conquistar Hollywood, aunque no dominaba el inglés.

“Ha sido un camino largo, han sido muchos años, desde mis 18 años que me fui de Cuba hasta ahora que voy a cumplir 35″, comentó. “Quizás desde la vista de otra gente ha sido de la noche a la mañana, pero no ha sido así para nada, ha sido mucho trabajo y mucha paciencia”, agregó De Armas.

Ana de Armas y su relación con Cuba

En la entrevista Ana De Armas refirió que su madre, su hermano y muchos amigos viven en Cuba, y están orgullosos de sus logros. De hecho le enviaron fotos de cuando los cines de La Habana pusieron Blonde, algo que la hizo feliz.

LEA TAMBIÉN:  Consecuencias para los migrantes que ingresan ilegalmente a EEUU: advertencias de la CBP 

“Tener en el cine en Cuba el título Blonde y mi nombre en el cine, ver a toda esa gente, a todos los cubanos queriendo ver la película y con tanto orgullo y tanta emoción fue un sentimiento, una cosa increíble”. Y agrega. “No pude estar ahí porque estoy trabajando, pero me hubiera encantado tener esa experiencia en persona y estar allí, dentro del cine y verlos a todos entrar”.

Cuba tiene un lugar especial en el corazón de Ana.

“Es mi hogar, es mi casa, tengo todos mis recuerdos, mi infancia, las cosas buenas, las cosas no tan buenas”, confesó.

“Aunque ya no viva allí y solo vaya en algunos momentos en el año cuando tengo el tiempo, la conexión es muy fuerte. Yo hablo a diario con gente en Cuba, con mis amigos, mis ahijados, mi mamá. No estoy, pero estoy”, concluyó Ana de Armas.

Seguir leyendo en Directorio América

Estamos en Google News

Déjanos saber tu opinión:

COMENTAR

Deja un comentario