Gobierno cubano está revisando la tarifa eléctrica y otras medidas de la unificación monetaria

Este artículo fue publicado hace 2 años.

Del paquete de reformas recién anunciadas por el gobierno cubano como parte del ordenamiento monetario en el país, la nueva tarifa para el cobro del servicio eléctrico ha sido hasta ahora la medida más controversial y cuestionada por el pueblo.

El gobierno cubano asumió que está revisando aquellas cuestiones más polémicas dentro de la reforma económica en curso, a partir de los criterios de los cubanos. Según las palabras de Marino Murillo Jorge, jefe de la Comisión de Implementación y Desarrollo de los Lineamientos: “Todo se está revisando, todas las opiniones de la población (…) incluyendo la tarifa eléctrica”.

En ese sentido argumentó que, según el cronograma de trabajo previsto, en los días previos al inicio de la unificación monetaria, la tarea más inmediata será el examen y análisis de todas las opiniones de la población, a las cuales se ha podido acceder con tiempo gracias al anuncio con 20 días de anticipación.


El funcionario, no obstante, sugirió a la población que se estudiara las normas jurídicas que acompañan la tarea ordenamiento “y no se dejen llevar por comentarios”. Sin embargo, el descontento de los últimos días ya no se sustenta en bulos o campañas, sino en la publicación oficial de la nueva tarifa de precios del servicio eléctrico y de los alimentos que forman parte de la canasta básica normada.

Aerolínea española World2Fly abre oficina en Camagüey, Cuba

También se refirió a las asimetrías y distorsiones que pueden acompañar la reforma salarial, y dijo que se seguirá revisando en la medida que la economía se vaya desenvolviendo: “En término de intenciones se avanza, pero todas las distorsiones no se han podido resolver. Hemos estado casi 20 años sin hacer una reforma salarial; si en los próximos años crecen las riquezas, se podrán tomar otras decisiones”, aclaró.


A solo días del inicio del ordenamiento monetario en el país, el descontento y la incertidumbre son notables entre los cubanos, quienes antes de cobrar los salarios y pensiones aumentados ya han sacado las cuentas necesarias y saben cuánto más difícil será la vida en las nuevas circunstancias.

Sin embargo, Murillo Jorge, aseguró que no será precisamente en el sector estatal donde se registrarán los mayores precios: “Los precios en el Estado prácticamente no suben. Suben los productos que le quitamos los subsidios. Los de las tiendas casi no crecen”.

Más vuelos internacionales por Aeropuerto de Camagüey, Cuba

Según su explicación no será en el sector estatal donde se producirá el incremento de precios, sino que el problema real estará en las formas de gestión no estatal, un sector que vende 19 mil millones, y donde, según sus palabras “hay quien actúa muy irresponsable”, por lo que llamó a redoblar el enfrentamiento a los precios especulativos.


“Se pondrán límites de precios, facultad que tendrán los gobiernos provinciales y municipales, en un nivel de crecimiento que los trabajadores por cuenta propia con los nuevos ingresos cubran sus costos”, explicó el funcionario. Es un hecho que al devaluarse el peso cubano frente al dólar estadounidense habrá inflación, para ello se dan una serie de condiciones que la hacen casi inevitable como son el alza de los salarios, el marcado déficit de oferta y el aumento de los costos en el sector por cuenta propia. 

Sin embargo, el temor manifiesto del gobierno es que se produzca una inflación superior a la programada, tal y como advierten reconocidos economistas que podría ocurrir en el 2021. Para Murillo la clave estará en controlar el proceso inflacionario para que no llegue a magnitudes superiores a las estimadas.

Atrapan a campeón olímpico cubano Andy Cruz en intento de salida ilegal

Sin embargo, desde hace meses, mucho antes de que se informara sobre el día cero, los precios en Cuba describen una preocupante espiral inflacionaria motivada sobre todo por la escasez generalizada de bienes y servicios.

A partir del 1 de enero se establecerá una nueva y única tasa de cambio de 1.00 USD por $24.00 CUP, sin embargo, ni siquiera esa tasa oficial será la que rija el mercado de finanzas, pues dada la reticencia del gobierno a vender divisas extranjeras ha sido el mercado informal quien ha asumido el protagonismo, y allí la tasa de cambio entre el dólar estadounidense y el peso cubano se encuentra en el orden de $1.00 USD x $40.00 CUP.

Nuevos precios de la electricidad en Cuba
Looks like you have blocked notifications!

Sigue leyendo en Directorio Cubano


Únete al Canal más grande sobre temas migratorios en Telegram

Tu opinión nos importa, ¡déjanos un comentario!