¡Oro parece… y oro es! Así luce ahora el Capitolio Nacional (+Video)

Este artículo fue publicado hace 3 años.

Con deslumbrantes destellos dorados y la inquietante blancura del mármol lavado, la cúpula del Capitolio Nacional ha visto por fin este 30 de agosto nuevamente los cielos de La Habana, tras varios años de una restauración.

Eusebio Leal, el historiador de la ciudad había convocado desde ayer a todo el pueblo capitalino para que se juntara en torno al palacio más grande de la isla y uno de los seis más importantes de su tipo en todo el mundo.

Al descorrerse las cubiertas que protegieron la cúpula durante las labores de restauración no pocos aplaudieron con desenfreno ante el bonito espectáculo de destellos dorados con que una de las principales joyas de la arquitectura cubana esperará el advenimiento del medio milenio de San Cristóbal de La Habana en noviembre venidero.


“Cuando bajen las cortinas del Capitolio y vuelvan a verse los centellados de una luz en la linterna —había dicho Leal Spengler— los cubanos comprenderemos que no podemos renunciar a la belleza y hay que seguir trabajando para que nuestra ciudad sea digna de su gran historia.

La campeona olímpica Osleidys Menéndez abandona Cuba y llega a Estados Unidos
La cúpula del Capitolio queda al descubierto, La Habana, el 30 de agosto de 2019 / Fernando Medina / Reuters

¡Oro parece… y oro es!

En el acto de develación estuvieron presentes los especialistas y técnicos rusos que tuvieron a cargo la restauración de una de los componentes más importantes del capitolio: la inmensa cúpula que alcanza una altitud de 91.73 metros (es más alto que el de los Estados Unidos, en el cual estuvo inspirado).

“Los rusos tienen gran experiencia en este tipo de trabajos, solo basta recordar los palacios y catedrales de aquel país, con cientos de cúpulas doradas. Ellos aplicaron una pátina de oro a cada lámina de cobre colocada sobre los arcos de la cúpula, dejando al edificio con tanta o más belleza que en el momento de su inauguración, hace 90 años atrás”, argumentó un arquitecto del equipo de arquitectos cubanos que intervinieron en la restauración.


Cúpula del Capitolio Nacional de Cuba / Cibercuba

Esos mismos especialistas trabajaron en el laborioso y complejo proceso de rehabilitación de la Estatua de la República, también bañada en oro, y una de las efigies bajo techo más grandes y vistosas de todo el mundo. De igual manera fueron restauradas las dos colosales esculturas que flanquean la entrada principal del escultor italiano Ángelo Zanelli, y que representan el Trabajo la de la izquierda y la virtud tutelar la de la derecha.

Meteorología: Pronostican la formación de una depresión tropical a inicios de semana

El Capitolio de La Habana es todo un mito de la arquitectura mundial y no pocos reconocen que se trata de uno de los seis palacios de su tipo más importantes y distintivos de todo el mundo, y sin lugar a dudas se trata de una de las innegables postales habaneras, como el morro, el malecón o la catedral de La Habana. Junto a los almendrones de sus inmediaciones puede vérsele en postales, pinturas, grabados y reproducciones a lo largo de todo el mundo.


Restaurada la Estatua de la República de Cuba del Capitolio de La Habana. Foto: Tony Hernández Mena / Cubadebate

Destinado en sus orígenes al Congreso de la República en la actualidad alberga a la Asamblea Nacional del Poder Popular (Parlamento) cuando anteriormente fue sede del Ministerio de Ciencia Tecnología y Medio Ambiente (CITMA).

El palacio ocupa una superficie de 388 700 metros cuadrados, enmarcados entre las vías Paseo del Prado, Industria, Dragones y San José. Fue erigido por el entonces presidente cubano Gerardo Machado, el 20 de mayo de 1929, como homenaje a la constitución de la República de Cuba.

El edificio fue construido para ser sede del Congreso Nacional, sin embargo, después de 1959 se vació de toda función legislativa y albergó varias instancias administrativas como fue más recientemente al Ministerio de Ciencia Tecnología y Medio Ambiente. Más recientemente, gracias a la mediación de algunos intelectuales cubanos y del propio historiador de la ciudad de La Habana, se logró que los gobernantes decidieran volver a trasladar a este colosal edificio la sede de la Asamblea Nacional del Poder Popular.

Escandaloso el precio del queso Gouda en las tiendas MLC de Cuba
Restaurada la Estatua de la República de Cuba del Capitolio de La Habana. Foto: Tony Hernández Mena / Cubadebate

Tanto la decisión de Fidel Castro de sacar al parlamento de su sede histórica, como la más reciente decisión de trasladar ahora allí al parlamento nacional, han sido decisiones cuestionadas por no pocos cubanos, que consideran que ese palacio debió ser intocado como garante absoluto de la democracia cubana.

El Capitolio Nacional con su fachada neoclásica, si bien está inspirado en el Capitolio de Washington, toma prestados algunos elementos propios de la Basílica San Pedro de Roma y el Panteón de París, el edificio presenta y una cúpula que alcanza los 91,73 m de altura.

Looks like you have blocked notifications!

Sigue leyendo en Directorio Cubano


Únete al Canal más grande sobre temas migratorios en Telegram

Tu opinión nos importa, ¡déjanos un comentario!