Tiendas TuEnvío, ¿cuál es tu experiencia? Vuelve a quejarse la prensa oficial

El comercio electrónico en Cuba “no ha tenido 15”, como se dice en buen cubano. Otra vez se hacen notar las quejas sobre ese sistema de ventas online.

Cobró fuerza en los últimos años debido al aislamiento obligatorio generado por la pandemia, y si bien los cubanos se han graduado en la materia, es precisamente la escasez de productos, unido a otros muchos problemas de engranaje del sistema, lo que no permite que todavía comprar online sea fácil en la isla.


TuEnvío es la tienda online más conocida por los cubanos. Y ello se debe a una razón fundamental, es la única que vende combos de alimentos y aseo en moneda nacional, CUP.

Información sobre la cuota de la canasta familiar normada del mes de julio en Cuba

Sin embargo, allí las opciones son muy escasas, y los combos juegan a las escondidas con los compradores. Los propios directivos de las cadenas de tiendas han explicado en más de una ocasión que nunca se podrá garantizar una satisfacción óptima de los clientes mientras la demanda supere desbordantemente a la oferta.

Sin embargo, no solo se trata de pobres suministros. Otros males aquejan a TuEnvío, tal y como se ha señalado a través de las redes sociales, y más esporádicamente a través de la prensa oficial.


El periódico Tribuna de La Habana es el último medio estatal que se hace eco de este asunto, y lo hace reproduciendo una publicación de Facebook:

Agromercado en La Habana: "los precios no son atractivos, pero así anda la vida"

La publicación

“Sabemos que comprar online en La Habana es cosa de campeones por lo difícil de empatarse con los productos. Hoy a las 11 y 45 de la mañana llegó una solicitud que había hecho mi nuera. Vivo en un segundo piso, bajo la escalera y en la puerta que da a la calle le digo al chofer: «Mire, es aquí, puede traer su encargo».


Respuesta con cara del que me hace un favor: «Tienes que venir hasta aquí porque no puedo mojarme» (Apenas caigan una pequeñas goticas).

Y yo le respondo: «Ni yo tampoco».

Contrarespuesta: «Pues me llevo el encargo y sabe Dios cuando lo traiga, busca una sombrillita y ven».

Como necesitaba los productos, subí, busqué la sombrilla y al entregarme los productos me dijo: «Esto es un favor que yo hago, a mí no me pagan por esto».

Si alguien entiende las lógicas preguntas que me lo explique, por favor.

Looks like you have blocked notifications!

Sigue leyendo en Directorio Cubano


Únete al Canal más grande sobre temas migratorios en Telegram

Tu opinión nos importa, ¡déjanos un comentario!