Tres argumentos para pensar que el CUC tiene los días contados

Acorralado por el dólar estadounidense (USD) y el propio Peso Cubano (CUP), el colorido billete del Peso Cubano Convertible (CUC) podría tener sus días contados.

Aunque el gobierno de la isla no haya hecho alusiones directas a una inminente unificación monetaria, las últimas medidas económicas son vistas por algunos como el preludio de una muerte anunciada.

Pero, ¿debemos dar crédito a esos pronósticos? En la última década la muerte del CUC ha sido tan anunciada como el fin del propio mundo. No es primera vez que corren esos rumores por las calles del país, sin que se materialice la unificación. No obstante, cada vez que se desatan esas corrientes de opinión existen argumentos de fondo que actúan como resortes de la ansiedad popular.

Sin el afán de alimentar en modo alguno las “falsas noticias” que actualmente circulan, y en lugar de profetizar o desinformar a nuestros lectores les proponemos un análisis sencillo sobre el tema.

Nos interesa sobre todo entender cuáles son los resortes que han generado los actuales vaticinios populares, o lo que es lo mismo ¿qué tanto fundamento pueden tener esas bolas que hablan ahora mismo del fin del Peso Cubano Convertible?

  1. La eliminación de la dualidad monetaria no es una invención

El propio gobierno cubano desde hace algunos años viene hablando de la necesidad de eliminar la moneda surgida en 1994 para asegurar la convertibilidad interna del dólar estadounidense.

Como parte de las medidas económicas impulsadas durante el gobierno de Raul Castro y de acuerdo a los lineamientos del Partido Comunista de Cuba, se anunció el 20 de diciembre de 2013 que se avanzaba en la unificación monetaria, con el objetivo de dejar una única moneda de curso legal, y eliminar entonces las innumerables complejidades que genera un sistema monetario dual y con equivalencias variables, ya que no tiene el mismo valor un CUC comercializado en Cadeca que aquel que se emplea dentro del sistema empresarial cubano, donde en ocasiones puede ser equivalente a 1 CUP, o 10 CUP, o etc.

En resumen, la unificación monetaria es un objetivo declarado por parte del gobierno, y se han dado pasos de avance en ese sentido, como fue el hecho de permitir la venta de productos en CUP al interior de las tiendas recaudadoras de divisas. Ahora, lo que no se ha precisado cuál será la hora cero.

  1. Aumento salarial

La reforma monetaria mediante la cual se elimine una de las dos monedas, —previsiblemente el CUC— no necesariamente tiene que ir acompañada de un proceso de devaluación o revaluación de la moneda que se mantenga. O sea, de manera simplificada, si mañana mismo se decidiera eliminar el CUC y se convocara a todos los cubanos que posean esta moneda a cambiarla por CUP, pudiera mantenerse la actual tasa de cambio: o sea, por cada 1 CUC recibir 24 CUP.

Sin embargo, a raíz de las complejidades que genera la existencia de distintas equivalencias en el sistema empresarial del país, el proceso de unificación podría ir acompañado de una corrección, o sea, podría fijarse una nueva tasa de cambio en medio de la reforma monetaria. La nueva tasa podría ser mayor o menor que la existente (1 CUC = 24 CUP). Por ejemplo, podría fijarse que por cada CUC que el ciudadano vaya a cambiar se le entreguen 20 CUP (revaluación del CUP) o 30 CUP (devaluación del CUP), por solo poner ejemplos.

De la misma manera, aquellos trabajadores que cobren en divisas o reciban estimulaciones en divisas podrían recibir en lo adelante una cantidad correspondiente a la nueva tasa fijada, o bien podrían llevarse a cabo nuevos ajustes salariales.

Una reforma salarial podría servir como amortiguador o compensador de los traumas que pudieran derivarse de la reforma monetaria, sobre todo en el supuesto caso de que se fijara una nueva tasa de cambio, que desfavoreciera a quienes poseen ahorros, reservas, cobros o estimulaciones en CUC.

En Cuba recientemente se llevó a cabo un aumento salarial en el sector presupuestado, el que agrupa al mayor número de trabajadores en el país. Para muchos se trató de una medida más política que económica, pero bien pudiera haberse pensado como acompañante de una reforma monetaria global.

  1. Las medidas económicas adoptadas en 2019

Tras la apertura de las nuevas tiendas estatales especializadas en la venta de artículos electrodomésticos y automotores en dólares estadounidenses, se ha disparado el valor de esta última moneda en el mercado cambiario informal en detrimento del CUC. Mientras que a inicios de octubre pasado ambas monedas sostenían una equivalencia de 1×1, en estos momentos el dólar se cotiza a 1.10 CUC como promedio, o lo que es lo mismo: el peso convertible se ha devaluado frente a la moneda estadounidense.

Si bien el gobierno cubano ha negado que estemos abocados a una dolarización del comercio interior, la realidad es mucho más reveladora que cualquier proyección.

Hoy no son pocos los cubanos que prefieren realizar sus actos de compraventa en divisas extranjeras, y rechazan el CUC. La moneda convertible cubana está literalmente acorralada, y a ello ha contribuido el propio gobierno con otras medidas recientes, como la desautorización de las operaciones en CUC en los comercios y establecimientos de los aeropuertos, a la vez que ha impedido la extracción e ingreso de esos billetes hacia y desde el extranjero.

Estos y otros elementos son los desencadenantes de las actuales bolas o rumores respecto al fin del CUC. No pasan de ser especulaciones dado que, como indicamos al inicio el gobierno de la isla no ha hecho alusiones a una inminente unificación monetaria.

Sin embargo, no son pocos los economistas y expertos que refieren la posibilidad de que esté en curso una reforma de ese tipo, y algunos hasta opinan que sería pertinente acometerla en los momentos actuales.

Según las valoraciones recientes del experto en temas económicos Omar Everleny Pérez Villanueva: “si no lo hacen en este momento, creo que otro momento así no sé cuando vendría”, mientras que por su parte, el periodista Ariel Terrero, especializado en temas económicos escribió recientemente:

“El último movimiento en este juego de ajedrez (la apertura de las nuevas tiendas en USD) pareciera haber alejado la hora final del CUC y de la reforma monetaria. (…) Pero no creo que el gobierno desconozca los riesgos junto a los beneficios reales de la jugada” y concluye su análisis diciendo: “El próximo año reserva sorpresas”.

El anterior texto no es una noticia. Directorio Cubano respeta los análisis y opiniones vertidos por nuestros columnistas siempre que se formulen en estricto apego a la ética y la veracidad informativa.




Últimas Noticias

¿Tienes algo que reportar? Envíalo a Directorio Cubano:

[email protected]

+39 3478220515

Unirse a Telegram

¿Tienes alguna pregunta? Únete al Foro de Directorio Cubano


One thought on “Tres argumentos para pensar que el CUC tiene los días contados

  1. Muy buen artículo, coincido plenamente con todo, soy licenciado en economía, pero quisiera hacer una observación, al pueblo no le interesa que el cup se revalúe, lo que significa que si tengo 1000 cuc y lo voy a cambiar con el cup revaluado a 20 pesos, ontendré 20 000 pesos, y lo adquirí a 25, o sea 25 000 pesos, yo estaría perdiendo 5000 pesos. Me pregunto, ¿ Acaso a estas estafas se refieren cuando hablan de pensar como país? Sigan faltandóle el respeto al pueblo pero no se quejen cuando el pueblo no los respete.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Comentar con Facebook