Cuba compra trigo de baja calidad para elaborar el pan

Cuba compra trigo de baja calidad para elaborar el pan de la cuota normada. Así lo reflejó un reporte del periódico 5 de septiembre en Cienfuegos.

Según refiere la publicación, la Empresa Provincial de la Industria Alimentaria (EPIA) recibió duras críticas por la mala calidad del pan de la bodega. Por ello publicó una nota en redes sociales en la que se afirma que “las rugosidades del pan, así como la aspereza, el poco volumen, el color oscuro, el olor fuerte a húmedo y el sabor a ácido guardan relación directa con la harina de trigo empleada.

Al respecto dijo Esther Arbolay Escobar, jefa del Laboratorio Central, de la Unidad Empresarial de Base (UEB) Cereales Cienfuegos:


“Hoy el trigo recibido no es el ideal, sino el que puede comprar el país. Son trigos forrajeros de la segunda y tercera cosechas de naciones como Francia, y ocasionalmente de Argentina y Alemania. Tienen una calidad pésima, con alto por ciento de impurezas, pues traen semillas del campo, maíz, y a veces llegan hasta mezclados con chícharo”.

La especialista añadió que aunque la materia prima no es la ideal, igualmente sirve, pues cuenta con los parámetros exigidos en Cuba. Uno de ellos es tener el gluten en un 22 o 23%.


“La granulometría oscila entre dos y tres por ciento, la ceniza está en 0,59, y la humedad en 12,3; todos por debajo de sus valores máximos. Entonces, con estas características, puede elaborarse un pan que la población coma”.

Sin embargo, otra cosa piensan desde la EPIA:

“El gluten para la producción de pan debe ser de 27 por ciento o más, lo cual no se cumple en estos momentos. Lo mismo sucede con la humedad: si el maestro panadero no es capaz de identificar que posee altos valores y le añade al proceso el agua que lleva, esto crea acidez y desagrada al paladar”, aseguró Magaly Torres Abreu, directora de la citada empresa.


Otros orígenes del mal pan

La publicación señala que otros males se hallan entre las causas de la baja calidad del pan normado. Uno de ellos sería, en palabras de Jeny Hurtado Alejo, subdirectora de Producción de la EPIA, las pocas posibilidades de superación de los panaderos.

“Aunque nuestra fuerza de trabajo acumula años de labor, no hemos ganado en la superación individual de los obreros”.

A ello se suman el deterioro tecnológico de las panaderías, con continuas roturas, y los robos. Según las estadísticas, en catorce panaderías de Cienfuegos se han puesto multas por el bajo peso del producto.

Téngase en cuenta que el aceite en el mercado negro supera los 350 pesos el litro.

Looks like you have blocked notifications!

Sigue leyendo en Directorio Cubano


Únete al Canal más grande sobre temas migratorios en Telegram

Tu opinión nos importa, ¡déjanos un comentario!