Precios excesivos de dulces y juguetes provocan rechazo en Pinar del Río

Los excesivos precios de dulces y juguetes en Pinar del Río generan rechazo entre las familias. Este tipo de productos se vende en lugares públicos frecuentados por niños allí.  

Un reporte de Tele Pinar ofrece detalles de la problemática que enfrentan padres y niños en la más occidental de las provincias de Cuba. 

 “Aunque los lugares para el esparcimiento con que cuenta la ciudad pinareña pueden brindar disfrute y alegrías a los infantes, en ocasiones algunas conductas incomodan a los lugareños”, se señala.

Sucede que por los precios de juguetes y dulces son muy elevados, y pocos pueden pagarlos.  

“Una de las principales preocupaciones de la actualidad radica en los precios de confituras y juguetería que expenden en varios sitios de la urbe, a la vista de todos. Si visitamos el parque Paquito González, un lugar insigne para la recreación infantil, sobresalen los productos que atraen a los niños y niñas, pero el adquirirlo no es cosa simple”, precisa la periodista oficial.

LEA TAMBIÉN:  Nota informativa sobre lluvias fuertes e intensas en Cuba

Precios “desorbitantes” de juguetes y dulces

Según ella, los precios “desorbitantes” no hacen diferencia entre artículos importados o los de producción nacional.

“Para quienes trabajan y cobran un salario promedio es imposible complacer a sus hijos en ese sentido, porque demás está demostrar con cuentas lo que matemáticamente es evidente”, explica.

Como muestra de lo que cuenta, cita el ejemplo de un caramelo.

“Por citar un ejemplo que un chupa chupa supere hoy los 70 pesos es alarmante, así lo podemos hacer con cualquier confitura que en mayor cuantía crece su costo a medida que pasan los días, además ocurre con los helados, las galletas y los refrescos”, refiere.

LEA TAMBIÉN:  Parón en seco del dólar y el euro hoy en Cuba, solo sube la MLC

Según la reportera el rol de los inspectores debe ser mayor, pues todos saben lo que pasa y no se hace nada.  Sin embargo, no hace alusión a la responsabilidad del gobierno cubano en un fenómeno inflacionario que comenzó con la tarea ordenamiento, en medio de una pandemia. 

El reportaje termina con preguntas que muchos se hacen y que parecieran destinadas a ciertos funcionarios:

“¿Cómo explicarle a un niño que el comestible está lejos de su alcance y de las posibilidades reales de sus padres? ¿Quién le pone los precios a productos que son importados, incluso que son de producción nacional y están ausentes de la red de mercados?”.

Seguir leyendo en Directorio América

Estamos en Google News

Déjanos saber tu opinión:

COMENTAR

Deja un comentario