El güije de Remedios

San Juan de los Remedios, sencilla y popularmente conocida solo Remedios, es una de las ciudades más emblemáticas de la provincia de Villa Clara en Cuba.

Remedios fue fundada nada menos que en el año 1578, y es la octava villa fundada en Cuba. Desde 1980 fue declarada Monumento Nacional. Remedios es nacional e internacionalmente reconocida por la tradición de sus Parrandas, una de las tres fiestas tradicionales más importantes de la Isla, declarada Patrimonio Cultural de la Nación, por el incomparable esplendor de sus carrozas.

Entre las tradiciones de Remedios, no están solo sus fiestas patrimoniales sino, sus leyendas místicas, increíbles. Leyendas que han llegado hasta nuestros días, y aún nos llenan de asombro.

LEA TAMBIÉN:  Extensos apagones obligan a modificar horario de clases

Una muestra de estas es la famosa leyenda del güije de la Bajada. Esta leyenda sirvió de inspiración para una de las creaciones del Poeta Nacional de Cuba, el gran Nicolás Guillén.

La festividad de San Juan Bautista, celebrada cada día 24 de junio, se halla relacionada con la figura mitológica del güije. Precisamente, se representa su captura, de acuerdo con lo que cuenta la leyenda.

La leyenda dice que el güije es un ser muy feo, con la cabeza grande, los ojos saltones, las orejas puntiagudas, y que mide unas seis cuartas de estatura, aunque tiene gran fuerza y destreza.

LEA TAMBIÉN:  Descubren robos y faltantes en farmacias cubanas

Antiguamente los residentes en la villa de Remedios lo acusaban de asolar sus sembrados y matar sus animales.

Por ello, en el siglo XIX, puestos de acuerdo, los siete juanes “primerizos” fueron a capturarlo en la madrugada de un 24 de junio, exactamente a las 4 de la mañana.

Al atraparlo, lo condujeron a la villa, pero el güije se les volvió a escapar.

Dice la leyenda que desde entonces se esconde en aguas profundas, sin que nadie haya podido atraparlo jamás.

Seguir leyendo en Directorio América

Estamos en Google News

Déjanos saber tu opinión:

COMENTAR

Deja un comentario