Un perro que se compra su propia comida en Cuba

Este artículo fue publicado hace 3 años.

Negrito es un perro criollo o sato, como se le llama en Cuba a los perros que no son de buena raza o pedigrí. Sin embargo, tiene algo que lo distingue, y que nada tiene que ver con su raza: Negrito sale todos los días a comprar su comida.

Sorprendente, casi hasta el extremo. Su dueño no tiene que comprarle los alimentos, porque el animal es capaz de hacerlo.

Su dueño lo tiene desde que tenía solo un mes y cinco días de vida, y desde entonces se ha dedicado a enseñarle a hacer trucos y cosas también útiles.


Hoy Negrito tiene ya cinco años de vida. Y aunque no es un perro de raza sí es, sin duda, un perro definitivamente inteligente, pues es capaz de hacer cosas sorprendentes, como esta de ir a comprar sus alimentos a un puesto de venta cercano.

Suiza exige visado de tránsito a cubanos: viajeros protestan la medida

Su dueño le da el dinero y Negrito va hasta el puesto de alimentos y allí le entrega el dinero a las dependientas para pagar su comida. Ellas le despachan los alimentos y el animal se los come tranquilamente en el lugar, como lo haría cualquier persona.

Este perro no es solo capaz de hacer esto. Reconoce y responde a numerosas órdenes de su dueño, y es capaz de hacer ejercicios increíbles para un perro, demostrando así un nivel de inteligencia relamente sorprendente.


Negrito es capaz de hacer casi todo lo que se le puede ordenar.

La inteligencia de los perros


Hasta hace poco, no conocíamos mucho sobre la inteligencia de los caninos, ni sobre cómo ven el mundo. Pero recientemente, las investigaciones en este campo se han acelerado y se ha podido comprobar que sus capacidades cognitivas se asemejan a las de los humanos en la etapa infantil.

La campeona olímpica Osleidys Menéndez abandona Cuba y llega a Estados Unidos

Los experimentos, efectivamente, demuestran que asimilan vocabulario de una manera semejante a los niños.

La inteligencia de los perros tiene varios aspectos, entre los cuales reconocemos tres grandes dimensiones.

La primera se llama inteligencia instintiva y está relacionada con todas aquellas habilidades que determinan para qué fue criado.  Por ejemplo, si el animal ha sido acostumbrado a comprase su comida cada día. Su grado de inteligencia se mide por su capacidad para dirigirse hacia el lugar cada día y ejecutar las acciones que le han enseñado.

La segunda dimensión de la inteligencia de los perros se denomina inteligencia adaptativa. Esta se refiere a las habilidades que tiene el animal para aprender cosas por sí mismo. Este tipo de inteligencia, puede diferir entre los perros de una misma raza. Los perros tienen la misma inteligencia instintiva. Sin embargo, mientras la mayoría son bastante inteligentes, quizás entre ellos se encuentre uno que parece más desorientado y repite los mismos errores. La diferencia entre los distintos tipos de perros es una diferencia en el grado de inteligencia adaptativa.

India entrega a Cuba un crédito de $100 millones de euros

Y el tercer tipo de inteligencia de los perros es la se relaciona con su habilidad en el trabajo y el sentido de la obediencia que tienen como animales. Se basa en cómo el perro puede llegar a seguir las órdenes que emiten los humanos. En esto, sin duda, Negrito es un campeón.

Looks like you have blocked notifications!

Sigue leyendo en Directorio Cubano


Únete al Canal más grande sobre temas migratorios en Telegram

Tu opinión nos importa, ¡déjanos un comentario!