Se mueve La Habana: no a fiestas públicas o privadas, sí a playas y piscinas

Este artículo fue publicado hace 2 años.

Con seis eventos abiertos y 2 943 pacientes ingresados en La Habana, se decidió este 30 de septiembre en el Consejo de Defensa Provincial (CDP) la suspensión de algunas medidas restrictivas en la capital de Cuba.

En la Mesa Redonda, las autoridades explicaron que tras un análisis del comportamiento de la epidemia, se evidenció una tendencia hacia la estabilidad epidemiológica en la provincia, e instaron a los ciudadanos a ser responsables en esta nueva flexibilización.



La eliminación de algunas restricciones no implica que La Habana abra completamente y se vuelque hacia la normalidad. El mensaje fue claro: la ciudad va a continuar cerrada al resto de las provincias y solo se autorizará el traslado de casos excepcionales hasta que cambien las condiciones.

Una de las medidas que se mantendrá, por ejemplo, es la aplicación del Decreto 14, de 2020 aprobado por el Consejo de Ministros, que establece multas severas para quienes violen lo dispuesto en la normativa. Los infractores podrán “conveniar la multa en hasta diez plazos”, de acuerdo al reporte de Tribuna de La Habana.


Directorio Cubano les propone un resumen de las medidas más importantes:

  • Se restablecen las actividades comerciales, los servicios estatales y privados, al 50 por ciento de la capacidad (excepción a esta regla todo lo relacionado con bares y discotecas)
  • No se podrán realizar fiestas públicas ni privadas, ni eventos que por la concentración de personas impidan garantizar el distanciamiento físico
  • Se autoriza el acceso a las playas y a las piscinas estatales y particulares, con medidas de bioseguridad y distanciamiento físico y un aforo del 30 por ciento.
  • Se restablece el servicio de transportación pública de pasajeros, con el 80 por ciento de la capacidad para personas de pie, a partir del próximo 3 de octubre.
  • Se elimina la prohibición de la movilidad de personas y vehículos en el horario comprendido entre las siete de la noche y la cinco de la mañana, por lo que ya es posible la circulación vial las 24 horas del día en el interior de la ciudad.
  • Se reactivan todos los centros de producción y de servicios.
  • Se suspende la prohibición de las compras en las tiendas en divisas solo en el municipio de residencia.
  • Queda sin efecto la limitación de la venta de productos alimenticios y de aseo en las tiendas recaudadoras de divisas, por lo que se abrirá la gama de productos.
  • Como ya se ha hecho habitual, es de obligatorio cumplimiento el uso correcto del nasobuco.

Con respecto al sector de la Educación se conoció que se pretende  culminar el curso escolar 2019-2020 y reiniciar el de 2020-2021 a partir del 2 de noviembre.

Looks like you have blocked notifications!

Sigue leyendo en Directorio Cubano


Únete al Canal más grande sobre temas migratorios en Telegram

Tu opinión nos importa, ¡déjanos un comentario!