Aumentan un 12% los visitantes a Varadero a pesar de la crisis del turismo cubano

El polo turístico de Varadero, el principal destino de sol y playa del archipiélago cubano tuvo un significativo crecimiento en el arribo de visitantes extranjeros en el primer mes de 2019. Según estadísticas dadas a conocer por el ministerio del turismo el aumento de un 12% genera expectativas más esperanzadoras, pues supone un cambio considerable si se le contrapone al decrecimiento de un 9,3% que se registró en 2019 en los arribos de extranjeros a Cuba.

Juan Carlos García, ministro de turismo, abordó el crecimiento registrado en Varadero en una reunión para evaluar la marcha de la industria sin humo. El titular, sostuvo que desde septiembre pasado el arribo de extranjeros “es estable y en ascenso”.

El ministro citó como ejemplo de esa recuperación que solo en la noche del 31 de diciembre de 2019 se atendieron 42 mil 593 turistas en las instalaciones turísticas de Varadero lo cual constituye un récord.

Ahora mismo se ejecutan importantes inversiones en el polo turístico matancero como parte de los preparativos de la venidera Feria Internacional de Turismo, FitCuba 2020, evento que estará dedicado al mercado ruso, el de mayor y más sostenido crecimiento entre los emisores de turistas a Cuba.

Le acompañan Canadá, Alemania, España, Italia y Francia entre los suministradores de huéspedes, además del creciente número de cubanos emigrados, sobre todo los procedentes de Estados Unidos.

Catalogada por la web de viajes TripAdvisor como la segunda mejor playa del mundo en 2019, Varadero aspira a alcanzar el primer lugar a nivel mundial en este 2020.

Además de sus incuestionables valores naturales en más de 20 kilómetros de playas de arena fina, dispone de unas 22 mil habitaciones distribuidas en más de medio centenar de instalaciones hoteleras, de las cuales el 83% son gestionadas y comercializadas por compañías extranjeras, con fundamental protagonismo de empresas españolas como Meliá, Barceló, Iberostar, así como Globalia, y la canadiense Blue Diamond en marcado crecimiento en los últimos años.

Conocida por los cubanos como la “Playa Azul” en Varadero radica el mayor complejo hotelero de sol y playa de todo el archipiélago cubano, recibiendo un millón y medio de visitantes cada año, lo que lo convierte en el segundo destino de interés turístico, solo precedido por la capital del país, La Habana. Cada día se reciben un promedio de 33 mil visitantes durante la temporada alta, que comprende los meses invernales, de noviembre a marzo.

El aumento de visitantes a Varadero contrasta con la caída registrada en los planes de crecimiento del año precedente, cuando Cuba recibió menos de 4,3 millones de turistas. Luego de haber superado los 4,7 millones en 2018 se esperaban unos 5 millones, pero debido al fortalecimiento de las sanciones impuestas por el gobierno de los Estados Unidos y el desplome del turoperador Thomas Cook, esas previsiones no se cumplieron.

De la misma manera han incidido desfavorablemente la desautorización por parte del gobierno norteamericano a las compañías de cruceros para que incluyan a los puertos cubanos en sus itinerarios por el caribe, y también la suspensión de vuelos desde ciudades norteamericanas a 9 aeropuertos del interior de la isla.

A pesar de esos desalentadores resultados, aun el turismo constituye la tercera vía de captación de divisas extranjeras para la maltrecha economía cubana, solo precedida por las remesas familiares y la exportación de servicios.

Es por ello que las autoridades del turismo en Cuba se han propuesto construir nuevos hoteles a lo largo y ancho del país, quizás con la vista puesta en un cese de la actual política norteamericana una vez concluya el mandato del republicano Donald Trump.

Sin embargo, más allá de los invaluables valores naturales de las playas, las ciudades y los paisajes cubanos, el principal reto de del turismo nacional radica en elevar sus estándares de servicio, talón de Aquiles del sector. Son muchos los visitantes que dicen sentirse enamorados de la isla, pero no pocos se muestran decepcionados con la atención recibida.

Sin embargo, no pocos hoteles de la isla, incluyendo algunos enclavados en Varadero han recibido premios recientemente, lo cual desdice muchos de esos criterios desfavorables que se vierten sobre dichas instalaciones.

Varadero se encuentra en la península de Hicacos a unos 150 kilómetros de La Habana, y constituye el punto más cercano al territorio de los Estados Unidos.

Desde los años 20 y 30 del siglo pasado se instalaron en este territorio varias familias acaudaladas fundamentalmente cubanas y norteamericanas, que erigieron allí las primeras mansiones y hoteles que luego serían nacionalizadas por el gobierno revolucionario que llegó al poder en 1959.

Luego, en la década del 90 se favoreció la construcción de varios hoteles de 4 y 5 estrellas, y destinados al turismo internacional con el objetivo de paliar la crisis económica que supuso la caída de la URSS.

Hoy el turismo en Varadero está liderado por varias empresas cubanas y extranjeras, como Gran Caribe, Gaviota, y el Grupo Cubanacán, pero sobre todo Sol Meliá, Iberoestar y Barceló, entre otras.

También te puede interesar


¿Tienes algo que reportar? Envíalo a Directorio Cubano:

[email protected]

+39 3478220515

Únete al grupo más grande sobre temas migratorios en Telegram

¿Tienes alguna pregunta? Únete al Foro de Directorio Cubano


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *