Solo seis vuelos diarios en el aeropuerto de La Habana y siempre con el equipaje acompañado

Cuba no ha cerrado sus fronteras como lo hizo en marzo pasado, pero la principal terminal aérea del país ha reducido a tal punto sus operaciones aéreas que las propias autoridades aeroportuarias reconocen que es muy baja ahora mismo la afluencia de personal.

Desde el pasado 6 de febrero Cuba limitó las operaciones de varias aerolíneas que viajaban a Cuba desde ocho países de la región, ahora, algunos días después de adoptar esa decisión, el Aeropuerto Internacional José Martí de La Habana solo recibe unos pocos vuelos cada jornada.

De 17 vuelos diarios aproximadamente nos mantenemos con cinco o seis”, aseguró Odalis Martínez, quien gestiona la Terminal No.3, donde ahora mismo se concentran todas las operaciones del aeropuerto, otra de las acciones para frenar la propagación de la C0VID-19 tras el rebrote que comenzó en diciembre, precisamente luego de la apertura del José Martí.

Igualmente se decidió aumentar la separación en los horarios de llegada de las aerolíneas. “Espaciamos los vuelos, porque el flujo de pasajeros en llegada es más complicado que el de salida. Con el mínimo de separación de una hora y media, entre un vuelo y otro, garantizamos que no haya congestión en la terminal”, declaró.

Si bien desde octubre habían quedado operativos la inmensa mayoría de los aeropuertos cubanos con vuelos internacionales, no fue hasta que se habilitó el aeródromo habanero que se comenzaron a disparar los casos de C0R0NAVIRUS, ya que es por esta terminal por donde único están permitidos los vuelos procedentes de los Estados Unidos, donde vive hoy la mayor comunidad de cubanos en el extranjero.

No es tampoco casual que ahora las medidas recientemente adoptadas comiencen precisamente por reducir las frecuencias de vuelos desde los Estados Unidos, y otros países como Panamá o México a los cuales viajan muchos cubanos para realizar turismo de compra.

Pero no basta, el gobierno ha dispuesto que no se realicen tampoco vuelos cargueros para transportar maletas de equipaje. “En ocasiones, en el avión no cabían los equipajes y los pasajeros los enviaban en otro vuelo, y este venía como equipaje no acompañado. En estos momentos, para evitar que vengan personas aquí a buscar maletas, la aerolínea no puede permitir equipaje no acompañado”, explicó Alcibiades Jesús Alarcón, jefe de Operaciones en Tierra del aeropuerto José Martí.

Además, los viajeros deben entrar con un PCR negativo desde el país de origen y estar dispuestos a guardar aislamiento institucional, disposiciones que igualmente disuaden a muchos viajeros que pensaban tomar un avión a Cuba por estas fechas.

Luis Ladrón de Guevara, director de Transportación de Pasajeros del Ministerio de Transporte, dijo que se habían concebido niveles de transportación mayores a los que están arribando al aeropuerto, lo que demuestra la disminución en la llegada de viajeros al país.


Para colmo el gobierno canadiense ha dispuesto la suspensión de sus vuelos al caribe al menos por un par de meses, y esa situación es un fuerte golpe para el turismo cubano que tiene en ese país norteamericano su mayor emisor de turistas.

El país mantiene sus fronteras abiertas, una decisión esencialmente económica, pues la maltrecha economía nacional necesita de los pocos dólares que puedan entran del exterior, amén del riesgo demostrado que constituye importar nuevos casos del virus.

Con una marcada afectación en el sector turístico, en la venta de servicios médicos, y soportando las severas sanciones que impuso la administración Trump, el gobierno cubano no puede permitirse un cierre a cal y canto, el costo económico y hasta político sería tanto o más peligroso para el gobierno que el actual repunte de C0R0NAVIRUS. Es por ello que se apuesta a mantener una apertura moderada, en la cual se refuercen las medidas y protocolos sanitarios.

Milidza Ayllón, jefa Control Sanitario Internacional en la capital, aseguró que a pesar de la importante reducción en el número de arribos, se reforzaron las líneas de vigilancia epidemiológica, se instalaron instrumentos de termometría en varios salones y se emplazaron médicos en el salón de la Aduana y en el área exterior del aeropuerto, a donde no puede entrar nadie que no vaya a viajar ese mismo día.

Al cierre del domingo en Cuba se diagnosticaron otros 653 pacientes positivos de los cuales 14 tenían su fuente de infección en el extranjero. Si bien la cifra representa un descenso a las jornadas anteriores en las que se superó el umbral de los 1000 casos diarios, es una muestra de la compleja situación sanitaria que se vive en el país y sobre todo en La Habana.

Hasta ahora el país contabiliza 33 484 positivos y 240 fallecimientos desde el inicio de la pandemia en marzo de 2020.

Te enteraste con Directorio Cubano, la guía número 1 de información global sobre Cuba. Si te ha gustado, ¡compártelo con tus amigos!


Seguir en Facebook

Síguenos en: Facebook | Twitter | Telegram | Instagram | Youtube  | Google News 


Tu opinión nos importa, ¡déjanos un comentario!

¿Tienes algo que reportar? Envíalo a Directorio Cubano:

[email protected]

Suscripción al boletín de noticias por correo: clic aquí

Únete al Canal más grande sobre temas migratorios en Telegram

¿Tienes alguna pregunta? Hacemos todo lo posible por responder a sus inquietudes, la vía más rápida que aconsejamos es mediante nuestro grupo de Telegram.

Whatsapp: +1 (725) 2206-244