Varias monedas y tres tasas de cambio: se llama ordenamiento

Si se hiciera una encuesta a nivel nacional, probablemente una buena parte de los cubanos preferiría regresar a los días del CUC. El sentir popular es bastante claro y podría resumirse con la frase que alguien compartió hace unos días atrás en las redes sociales: “si esto es el ordenamiento, yo me hubiera quedado con aquel desorden”.

Imagen tomada de Facebook

En efecto, otra valoración podrán dar los entendidos en la materia, los arquitectos y justificadores de la Tarea Ordenamiento, pero en cuanto respecta al pueblo, pocos parecen dudar que se estaba mejor en los días de la llamada dualidad monetaria y no con “esto que vino después”.

Con la reforma económica iniciada en 2021, y cuyo plato fuerte era una supuesta unificación monetaria, el Peso Cubano no obtuvo la esperada primacía. De hecho, algunos economistas plantean que ni siquiera se acabó con la dualidad sino que se multiplicaron las monedas en el escenario socioeconómico cubano. Se sacó de circulación el CUC pero su papel lo vino a ocupar una nueva moneda virtual: la MLC. Ello sin desestimar que aumentó el interés por las monedas extranjeras ante la pérdida de confianza en el CUP o su pérdida de poder de compra.

LEA TAMBIÉN:  Mipymes cubanas tendrán que declarar impuestos de forma digital

¿Unificación cambiaria?

Tampoco se logró la anunciada unificación cambiaria. Uno de los principales entuertos de la economía cubana era el hecho de que coexistían varias tasas de cambio entre el dólar estadounidense y el peso cubano. A nivel empresarial $1.00 CUC podía corresponder a $1.00 CUP y a veces también a $10.00 CUP, mientras que para la población el cambio era de 24 x 1.

Y esto se pretendía cambiar desde el 1 de enero de 2021, sin embargo, ahora, según las últimas declaraciones del ministro de Economía, se estaría retornando al mismo punto inicial, aunque de manera velada, y claro, mucho más enrevesada también.

Hace solo unas horas se ha dado a conocer que el gobierno cubano comenzará a vender divisas, con una tasa de cambio mayor a la oficial ($1.00 USD = $24.00 CUP), pero menor a la informal (aproximadamente $1.00 USD = $115.00 CUP).

LEA TAMBIÉN:  Enjoy Travel abrirá en junio vuelo directo entre Madrid y La Habana

Con ello, tal y como señala el economista cubano Pedro Monreal, en efecto se estarían asumiendo tres tasas de cambio en lugar de una. La oficial fija, la informal y la secundaria, también estatal.

“Del ensueño inicial de 2020 de adoptar una tasa de cambio única se ha pasado a tres tasas: la oficial (1:24), la informal (1≈ 115) y la “secundaria” (todavía no cuantificada). Un clavo más para el féretro del “ordenamiento” y una posible fuente de ilegalidades”, publicó Monreal en un tuit.

En otro de sus análisis el economista plantea:

“El resultado inicial en 2021 fue un esquema bifurcado con una tasa oficial administrativa y una tasa de mercado paralela en la actividad privada, siendo las dos diferentes a la tasa de equilibrio (que no se ha informado). La respuesta oficial en mayo de 2022 ha sido “irse por las ramas’ con una segunda tasa administrativa”.

Seguir leyendo en Directorio América

Estamos en Google News

Déjanos saber tu opinión:

COMENTAR

17 comentarios en «Varias monedas y tres tasas de cambio: se llama ordenamiento»

    • Sea respetuoso. Se han publicado varias informaciones al respecto.
      Alejandro Gil: “Este es un primer paso y estará encaminado a la producción de alimentos y otros productos de alta demanda. Constituye un avance para más adelante disponer de un mercado cambiario, pieza faltante en la economía, y luego pensar en restablecer la venta de divisas a la población”.
      Que tenga un buen día.

      Responder
  1. Yo lo veo como el famoso juego de la papa caliente,ellos tienen un problema y toman medidas para que lo resolvamos nosotros, entonces me pregunto ,si tenemos siempre que resolver nuestros propios problemas que cada día se agudizan para qué necesitamos tantos dirigentes???? Hay más dirigentes que personas trabajando y produciendo verdaderamente de reunión en reunión ,de planteamientos que se quedan en el aire no vamos a vivir nunca,reúnan se menos y resuelvan más, y lejos de resolver los problemas que verdaderamente nos afectan van a buscar problemas de los que nunca nos hemos quejado,están más preocupados por un código de familia, que por la jungla en la que nos hemos convertido por traer una comida para nada balanceada a nuestras casas.

    Responder
  2. Si tomarán en cuenta un poco más a la población y la escucharán más las cosas irían un poco a mejor de nada sirve que el 99.9 de la población este de acuerdo en que el ordenamiento sea un error si eso no forma parte de la ecuación directiva de nuestro país y la causa del fracaso creo yo que sea que el enfoque del gobierno no es el mismo que el del ciudadano y por eso todas las últimas decisiones tomadas en el ámbito de la economía no tienen ni tendrán futuro

    Responder
  3. Para los q fuimos a mision al extrangero mediante contrato con el estado, que depositamos nuestro cuc en el banco cubano y nos vimos forzados a cambiarlos por cup por decisión y política economica de estado, perdiendo con ello su valor, esto ahora resultaria una broma de mal gusto, sino una estafa planeada. Los cuc de los colaboradores eran usd convertidos a tal, de que valio el sacrificio

    Responder
  4. Por Dios espero humildad en algún momento por nuestros dirigentes y q reconozcas el fracaso del famoso reordenamiento , la desigualdad en Cuba es la mayor q he visto en 30 años.

    Responder
  5. No se ve mejora ninguna quien no tiene quien le mandé mlc no puede comprar alimentos ni aseo ni otros productos por las bodegas ni por la carnicería venden nada estamos peor analisen que habemos muchas personas que vivimos de una pensión o un salario que no podemos acceder a los productos en mlc

    Responder
  6. Se continúa con el invento. Y sigue sufriendo el pueblo. Sin alimento, con precios elevados, y sin llegar a una solución para todos en definitiva. Las personas que han podido hacer dinero invierten con salida del país, comprar para traer y revender productos necesarios. El estado no tiene, no hay donde comprar un par de medias, blumer, ajustadores , zapatos, chancletas, y otros productos tan necesarios Y de usos común, donde el mismo pueblo es el que sostiene a la sociedad.
    Muy penoso la vida del cubano, con salario bochornosos

    Responder

Deja un comentario