Reanudación de funciones consulares en la Embajada de Estados Unidos en La Habana: la petición de 80 congresistas para favorecer a las familias cubanas

Este artículo fue publicado hace 1 año.

El actual presidente de los Estados Unidos ya había prometido durante su campaña revertir las severas sanciones impuestas por Trump contra el gobierno y las familias de la isla. “Han causado dolor al pueblo cubano y no han hecho absolutamente nada para promover la democracia y los derechos humanos en la isla”, opinó entonces el candidato demócrata sobre las políticas de su oponente republicano.

Ahora, aunque el actual gobierno estadounidense ha dicho que se encuentra revisando su política hacia Cuba, luego del marcado retroceso que supuso la administración Trump para el entendimiento entre las dos partes, y la búsqueda de “una democracia en Cuba desde la diplomacia”, de momento Biden no ha dado ningún paso importante en la misma dirección que trazara su antecesor y amigo Barack Obama.


Sin embargo, la solicitud en masa de unos 80 congresistas demócratas para que se agilice el deshielo con La Habana podría ser un importante espaldarazo para el nuevo presidente en cuanto se refiere a uno de los aspectos más esperados por las familias de ambas orillas del estrecho de la Florida: la reanudación de las funciones consulares desde la embajada stadounidense en Cuba, la autorización de mayor número de vuelos desde los Estados Unidos, y la eliminación de trabas para las remesas familiares.


En efecto, unos 80 demócratas de la Cámara Baja le han formalizado una petición a Biden para que deje sin efecto solo con una firma varias de las sanciones que ideó el expresidente Trump contra el régimen político de la isla. En los últimos cuatro años se adoptaron unas doscientas órdenes ejecutivas, pero que tuvieron su verdadero impacto sobre los ciudadanos y las familias, que son en última instancia quienes más sufrieron la nueva estrategia confrontativa del anterior presidente.

La carta no pide claramente el levantamiento del bloqueo/embargo, competencia exclusiva del congreso de los Estados Unidos, sino que se centre en retomar la política de deshielo iniciada en 2014.


De cualquier manera, que tantos congresistas estén de acuerdo puede ser un buen síntoma incluso para levantar el embargo que pasa sobre Cuba, pues son precisamente los legisladores quienes tienen la potestad suficiente para anularlo y hasta ahora no se había conseguido suficiente respaldo para hacerlo pues incluso la mayoría de los congresistas demócratas se negaban a esa posibilidad.

“Solo con la tinta de un bolígrafo se puede cambiar la suerte de las familias cubanas que luchan, e incluso promover un enfoque más constructivo que el precedente”, se puede leer en la carta que, ha sido firmada entre otros por los congresistas Bobby Rush, Gwen Moore, Barbara Lee y Steve Cohen, pero que además ha sido rubricada por influyentes personalidades dentro de los comités de Servicios Financieros, Asignaciones y Asuntos Exteriores de la Cámara de Representantes.

“Es una carta que, al ser rubricada por poderosos funcionarios dentro de la Cámara de Representantes, favorecerá el empoderamiento de los funcionarios de política exterior de Estados Unidos en la administración Biden que buscan reconstruir aquello que Trump destruyó, y erigir un enfoque constructivo, productivo y civil hacia Cuba y su gente”, dijo Peter Kornbluh a la Reuters.

Looks like you have blocked notifications!

Sigue leyendo en Directorio Cubano


Únete al Canal más grande sobre temas migratorios en Telegram

Tu opinión nos importa, ¡déjanos un comentario!