República Dominicana: turismo en temporada alta de COVID

República Dominicana prevé elevar al 50 % la ocupación de sus hoteles y otras instalaciones turísticas en agosto, a pesar de que reporta más casos positivos por COVID-19 que el resto de las islas del Caribe, de acuerdo con reportes de la Organización Panamericana de la Salud.

Los aeropuertos dominicanos abrieron al turismo internacional el 1.o de julio. Ese mes, según la agencia española EFE, República Dominicana recibió 54 105 turistas, cifra que representa un decrecimiento del 88.5 % en relación a igual mes de 2019.

El reporte, basado en datos del Banco Central dominicano, señalaba a Estados Unidos como principal emisor de los viajeros extranjeros, con el 85,4 % de los vacacionistas, seguido por Puerto Rico y España.

Como en otras naciones caribeñas, el arribo de turistas a territorio dominicano está condicionado por la evolución de la pandemia y de la economía a nivel mundial.

El comportamiento de la condicionante epidemiológica a nivel local será otro factor determinante en el logro o no de los propósitos de la industria turística, uno de los pilares económicos del país caribeño.

La ascendente curva de contagios —con 81 094 enfermos y 1346 fallecidos hasta el martes 11 de agosto—mantiene a República Dominicana en estado de emergencia. El toque de queda iniciado el 20 de julio fue prolongado este 9 de agosto por 25 días más, aunque el Aecreto 298-20, firmado por el presidente saliente Danilo Medina, podría ser revisado por el nuevo gobierno de Luis Abinader, que asumirá el poder el 16 de agosto próximo en ceremonia privada, debido a la compleja situación generada por el nuevo coronavirus.

Este panorama conspira contra las aspiraciones de elevar la afluencia de turistas foráneos en agosto, aun cuando, de conjunto con los países de Centroamérica, se insertó en una estrategia que incluye la conectividad aérea, la aplicación de protocolos de bioseguridad y la información a los viajeros, de acuerdo con una publicación d l sitio de promoción turística Visit Centroamérica.

El diario turístico de la República Dominicana Arecoa.com informó el 11 de agosto sobre la reunión en Mallorca del nuevo ministro de Turismo, David Collado, con inversores en este sector, entre ellos Gabriel Escarrer, presidente de Meliá, grupo hotelero con ocho hoteles en el país antillano.

Los encuentros forman parte del amplio plan del nuevo titular para fortalecer la industria hotelera dominicana, nación que ofrece entre sus principales parajes al enclave playero Punta Cana.

Este, precisamente, es uno de los destinos favorecidos con la aplicación de la tarifa básica anunciada recientemente por la aerolínea Latam Airlines para sus vuelos dentro de Sudamérica y hacia el Caribe.

Esta tarifa favorece a quienes solo necesitan viajar con un artículo personal como mochila, bolso pequeño o similar, y no requieren llevar maleta de mano o equipaje facturado. Ofrece un asiento aleatorio (de acuerdo a las disponibilidades) y la posibilidad de acumular millas LATAM Pass.

República Dominicana está abierta al turismo proveniente de todos los países, siempre que a su llegada los visitantes presenten el resultado negativo del examen de PCR realizado cinco días antes del viaje. De no ser así, al arribar al aeropuerto se le practicará una prueba rápida.

El procedimiento es exigido por los protocolos sanitarios elaborados a partir de las recomendaciones de la Comisión de Alto Nivel para la Prevención y el Control del Coronavirus en el país, y que implementan el Instituto Dominicano de Aviación Civil y el Ministerio de Turismo en todas sus instalaciones hoteleras y extrahoteleras. 

Los casinos, uno de los atractivos para nacionales y extranjeros, también desarrollan una estrategia sanitaria, con el propósito de reabrir en su totalidad, y libres de COVID-19, el 24 de agosto, pues ahora solo funciona alrededor del 20 % de los 56 registrados. 

Conjuntamente, una plataforma facilita información en tiempo real para esclarecer dudas y temores de los posibles visitantes.

Sin embargo, el actual panorama de Salud generado por el pico de casos positivos por la COVID-19 ha provocado la reacción adversa, sobre todo, de su principal proveedor de turistas en julio: Estados Unidos.

Así lo confirmó el 6 de agosto el sitio digital Listín Diario, a partir del comunicado del Departamento de Estado estadounidense, en el que recomienda a sus nacionales:  «No viaje a la República Dominicana debido a medidas de salud y seguridad y condiciones relacionadas con COVID».

La efectividad de la promoción de sus playas y las aspiraciones del presidente electo, Luis Abinader, de promover al país como un destino seguro para los turistas, dependen también de que los dominicanos logren frenar el avance de la pandemia.

Compártelo con tus amigos

Síguenos en: Facebook | Twitter | Telegram | Instagram | Youtube  | Google News 


Tu opinión nos importa, ¡déjanos un comentario!

¿Tienes algo que reportar? Envíalo a Directorio Cubano:

editores[email protected]

+39 3478220515 *Solo mensajes por WhatsApp

Únete al Canal más grande sobre temas migratorios en Telegram

¿Tienes alguna pregunta? Hacemos todo lo posible por responder a sus inquietudes, la vía más rápida que aconsejamos es mediante nuestro grupo de Telegram. Únete a Directorio Cubano

Deja un comentario

Directorio Cubano

GRATIS
VER