Helado de yerba buena con salsa de naranja

Esta vez no la vamos a utilizar para coctel, ni para sazonar. La pondremos de protagonista y romperemos barreras. Directorio Cubano apuesta por este platillo fuera de lo común. ¿Extravangante? Quizá… Primero hay que probarlo.

La yerba buena es famosa en todo el mundo por mérito propio. Ahora, sin dudas una gran parte de ese reconocimiento le viene de Cuba, gracias al poderoso mojito.

En la actualidad, para una gran mayoría de cubanos su uso se limita a matizar el sabor del ron insignia de la isla en este trago. Y, para variar, alguno que otro la utiliza para sazonar algún platillo en su cocina.


¡Lo cierto es que en la isla la yerba buena está subutilizada! Mira que tiene potencial esta hierba verdecita y fresquita; coqueta, pero sin malicia. Potencial, incluso en el sector de los dulces.

Para comer bajo de gluten: harina de avena. ¿Cómo hacerla en casa?

¡Probemos este helado!


Ingredientes (para 15 porciones):

  • ½ atado de yerbabuena (10 g)
  • 7 yemas de huevo
  • 1 lata de leche condensada (320 g)
  • 2 tazas de leche fluida (unos 500ml; de preferencia descremada)
  • 1 taza de crema de leche (186 g)
  • 2 tazas de jugo de naranja (unos 500 ml; de preferencia natural)
  • 1 cucharada de fécula de maíz (8 g)
  • 3 cucharadas de brandy, vino, u otro licor a mano (15 g)
  • 1 cucharadita de azúcar

Preparación del helado:


  1. Batimos las yemas de huevo con la leche condensada, hasta lograr una mezcla blanca y cremosa. (Mejor nos ayudamos con un batidor de alambre o eléctrico, aunque podemos usar también un tenedor).
  2. Aparte, ponemos al fuego una olla con la leche descremada y la yerba buena.
  3. Cuando empieza a hervir añadimos, poco a poco, la mezcla de yemas de huevo y leche condensada. Revolvemos con constancia durante unos minutos. Apagamos antes de que hierva completamente.
  4. Dejamos refrescar. Y colamos en un recipiente hondo aparte, para enfriar del todo.
  5. Cuando pierde todo el calor y queda a temperatura ambiente, agregamos la crema de leche. Y mezclamos hasta integrar bien.
  6. Es momento de poner a congelar. De preferencia, de un día para otro; como mínimo, por 4 horas.
Para comer bajo de gluten: harina de avena. ¿Cómo hacerla en casa?

 

Preparación de la salsa de naranja:

  1. Mezclamos en una olla pequeña el jugo de naranja, la fécula de maíz y el brandy (vino o licor de nuestra preferencia; puede ser incluso licor de naranja si queremos reforzar el sabor).
  2. Ponemos a fuego alto, hasta que reduzca la mitad y adquiera aspecto de salsa.
  3. Retiramos del fuego, dejamos enfriar bien y añadimos el azúcar.

Solo nos queda servir el helado, bien frío, y bañarlo por encima con la salsa. Válido decorar con alguna ramita de yerba buena.

¿Qué les parece? Aquí, en Directorio Cubano, lo vamos a disfrutar. Como también disfrutamos con sus comentarios y anécdotas de cocina. ¡Los esperamos con placer!

Looks like you have blocked notifications!

Sigue leyendo en Directorio Cubano


Únete al Canal más grande sobre temas migratorios en Telegram

Tu opinión nos importa, ¡déjanos un comentario!