Maestría en cómo hacer almíbar (o caramelo) en casa

El almíbar tiene tremendo protagonismo en la repostería, e incluso en la coctelería. Lo usamos puro, o saborizado con muchos otros ingredientes. Lo ideal es consumirlo fresco, por eso, Directorio Cubano sintetiza en esta publicación varias vías de elaboración en casa. Cada quien puede escoger su preferida.

El caramelo juega un papel importantísimo en flanes, natillas, pudines, bizcochos, panetelas, merengues… En el mundo comúnmente lo comercializan ya listo y envasado, pero ello implica que venga con conservantes químicos.

Es un alimento para consumir fresco en estado natural, pues se echa a perder con facilidad, sobre todo en climas cálidos. Por eso los médicos siempre recomiendan ser cuidadosos cuando consumimos dulces en almíbar quedados de un día para otro.


Es tan susceptible que puede descomponerse de la mañana a la tarde/noche, si lo mantenemos sin refrigeración en un día muy caluroso. Y de paso nos arruina los alimentos que tengamos aderezados con él.

En esta publicación Directorio Cubano reúne 3 recetas, o vías, para elaborar caramelo “clásico” (solo con agua y azúcar). Y un tip final, para arreglarlo si nos pasamos con el calor y espesa demasiado.

Para comer bajo de gluten: harina de avena. ¿Cómo hacerla en casa?

Caramelo en el fogón

Ingredientes:

  • 200 g de azúcar
  • 1 vaso de agua

Preparación:


  1. Echamos el agua en una olla, lo ponemos al fuego (alto) hasta que hierva.
  2. En otra olla (de preferencia antiadherente) colocamos el azúcar, y ponemos a fuego medio.
  3. Cuando comience a derretir, removemos (de preferencia con cuchara de madera).
  4. El punto exacto es cuando el azúcar toma una tonalidad dorada. Debemos cuidar que no se tueste más de lo necesario, pues adquiere un color muy oscuro y un sabor demasiado amargo.
  5. En este punto añadimos al azúcar derretido una cucharada del agua hirviente. Y removemos.

“¡¡¡Debemos tener mucha precaución al añadir el agua. Es muy posible que salpique y podemos quemarnos!!! El azúcar alcanza temperaturas muy altas, y las quemaduras de este tipo resultan profundas y demoran en sanar; pueden llegar a ser muy graves”, nos alerta Elia Tabuenca.

“Podemos usar una manopla de cocina (que nos cubra el brazo hasta cerca del codo) para no quemarnos”, sugiere.

  1. Seguido, sin retirar la olla del fuego añadimos 11 cucharadas más de agua sin parar de remover, para dar la textura de caramelo.
Para comer bajo de gluten: harina de avena. ¿Cómo hacerla en casa?

Apartamos del fuego cuando ambos ingredientes están bien integrados y dejamos enfriar. La mezcla debe estirarse en forma de hilo al sacar la cuchara: ese es el punto. Podemos espesar más o menos (con el calor del fuego), según nuestro gusto e interés, mientras el azúcar no cristalice.


Una opción más sencilla

  1. Echamos el azúcar (1 lata de leche condensada) en una olla.
  2. En seguida le añadimos el agua (½ lata de leche condensada). Revolvemos.
  3. Ponemos la olla a fuego alto. Demora unos 20 minutos en comenzar a acaramelar.

La proporción es de 1 medida de azúcar por ½ medida de agua. Después que comience a volverse caramelo, el tiempo restante de cocción depende del gusto y el uso que daremos a nuestro almíbar. Más fluido o más espeso, nosotros decidimos. También lo podemos hacer con azúcar de cualquier color, en dependencia de cómo lo usaremos después.

Para comer bajo de gluten: harina de avena. ¿Cómo hacerla en casa?

¿Cómo hacer caramelo en el microondas?

  1. En un recipiente (apto para este equipo) echamos el agua y el azúcar. Revolvemos.
  2. Ponemos el recipiente dentro del microondas y encendemos en la máxima potencia.

Lo más aconsejable es dejarlo durante 5 minutos. El tiempo depende de la capacidad del equipo. De todas formas, podemos sacar el recipiente y comprobar el estado de nuestro caramelo. Si deseamos, lo volvemos a poner por otros minutos más.

Tip extra (para cualquier vía)

“Si el caramelo se nos espesa, y queremos una consistencia más líquida, podemos añadirle una mezcla de café. ¼ de medida de café por 1 medida de agua hirviendo. Así el espesor se disolverá, e igual podemos usar nuestro almíbar en cualquier receta”, nos instruye Àngels.

¿Qué les parece? Déjennos sus comentarios. ¿Se les ocurre alguna idea sobre cómo usar caramelo? Compártanla con la comunidad de Directorio Cubano.

Looks like you have blocked notifications!

Sigue leyendo en Directorio Cubano


Únete al Canal más grande sobre temas migratorios en Telegram

Tu opinión nos importa, ¡déjanos un comentario!