Pan con “tesoro escondido”

Este definitivamente no es el “pan nuestro de cada día”. ¡Y justo esa es la idea! Que sea un pan diferente, que nos sirva como detalle para resaltar alguna ocasión. Directorio Cubano explica el paso a paso.

Básicamente, con harina y levadura, ¡solo falta animarse y decidirse! Pero el toque de este pan lo dan los ingredientes finales, y nuestra creatividad e imaginación para mezclarlos.

Esta es del tipo de recetas que más parece un juego. Ideal para compartir tiempo y experiencia con los pequeños de casa, y/o con los ancianos. Sencilla, y sin mucho peligro. Obvio, excepto por la parte del horneado.


Además, los “tesoros escondidos” son tremenda tentación para los infantes (los de edad temprana, y quienes seguimos siéndolo en espíritu).

Ingredientes:

  • 500 g de harina de pan (de trigo)
  • 6 g de levadura seca
  • 280 g de agua
  • 10 g de sal
  • 15 g de azúcar
  • 2 cucharadas de aceite
  • Hierbas aromáticas, frutos secos, frutas confitadas, embutidos, dulces, trocitos de chocolate (al gusto, para darle sabor)


Ahora, comencemos:

  1. Diluimos la levadura en el agua (con temperatura ambiente).
  2. Agregamos el azúcar y 3 cucharadas de harina.
  3. Mezclamos bien, que no queden grumos.
  4. Dejamos reposar por 20 minutos.
  5. Aparte, ponemos la harina restante sobre una superficie limpia. Hacemos un hoyo en el medio, para colocar la preparación anterior (con la levadura).
  6. Y añadimos la sal y el aceite.
  7. Continuamos amasando por unos minutos.
  8. Volvemos la masa una bola, la colocamos en un recipiente ligeramente engrasado, cubrimos con un paño, y dejamos reposar durante una hora.
  9. Luego, sacamos la masa del recipiente (debe haber duplicado su volumen), y comenzamos a sacar el aire con la punta de los dedos, suavemente.
  10. Alargamos la masa, dándole forma de una flauta de pan.
  11. Manteniendo la misma forma alargada, aplanamos, y añadimos nuestra selección de ingredientes aromáticos y saborizantes.

(Para esta receta escogimos piña, aceitunas negras picadas en cuadritos, romero, albahaca y trocitos de chorizo seco).


  1. Continuamos con el enrollado.

(En este caso decidimos hacer una sola bola grande de pan, pero también podríamos formar varios rollitos pequeños).

  1. Luego le rociamos ajonjolí (sésamo) en la superficie.
  2. Ponemos a hornear. Primero por unos 20 minutos, a una temperatura de 200º Celsius (o a fuego alto). Después por otros 25 minutos, a 150º Celsius (o a fuego bajo).

“El resultado final es delicioso, digno de un maestro panadero. Y lo mejor: puede conservarse unos días envuelto en tela, o papel, para que mantenga su humedad”, dice orgullosa Adis Pereira Diez.

Directorio Cubano propone, cada quien decide si se lanza o no a esta aventura. Los más atrevidos, por favor, cuéntennos cómo les fue. Y si a alguien se le ocurre su propia receta, de pan o de otra especialidad, estaremos muy complacidos de compartirla en nuestra comunidad.

Looks like you have blocked notifications!

Sigue leyendo en Directorio Cubano


Únete al Canal más grande sobre temas migratorios en Telegram

Tu opinión nos importa, ¡déjanos un comentario!