Tarta helada de queso y carambola

Es temporada de carambolas. ¡Aprovechemos! Directorio Cubano, siempre diligente, llega con una receta de ocasión: sabrosa y linda. Una propuesta excelente para dar la nota exótica a una cena romántica. 

Estamos en estación de carambola, así que bien podemos disfrutarla de una forma inusual. Dejemos de lado, por un momento, el mordisqueo al natural, y hasta los refrescos.

Hagamos una tarta con ella, ¡y sin harina de pan! El procedimiento es sencillo y nada trabajoso.


Podemos servirla luego en un almuerzo familiar de domingo por la tarde. O en un cumpleaños, si queremos variar de la panetela o el cake tradicionales.

O, ¡muy a tono! para adornar una cena romántica. Porque, ¿saben?, la carambola también recibe el nombre de fruta de la pasión.

Ingredientes:


  • 150 g de galletas
  • 50 g de mantequilla (picada en dados)
  • 2 cucharadas de azúcar
  • 5 dL de helado de vainilla
  • 250 g de queso crema
  • 3 carambolas
  • 2 cucharadas de almendras molidas (opcional)

La receta original indica utilizar galletas de jengibre. Una opción es hacerlas nosotros mismos en casa. Otra alternativa es sustituirlas por otro tipo de galletas. La soda resulta una muy buena opción, por su sabor más bien neutral.

Asimismo, podemos emplear galletas de harina de trigo (integral o no), o galletas de harina de maíz. Incluso, podríamos probar con las típicas “galletas saladas” de Cuba.


Preparación:

  1. Aplastamos muy bien las galletas.
  2. Luego las ponemos en una vasija honda con la mantequilla y las almendras. Amasamos para integrar y lograr una mezcla de textura arenosa.
  3. Pasamos toda la mezcla a un molde, y ponemos en el congelador por un cuarto de hora.
  4. En tanto, ponemos en el vaso de la licuadora el queso crema y el azúcar. Batimos por unos segundos.
  5. Añadimos el helado y los trozos de carambola. Batimos otra vez, el tiempo justo para mezclar bien el queso crema y el helado.
  6. Vertemos la mezcla batida en el mismo molde que tenemos en frío, con la primera mezcla. Y volvemos a poner en el congelador.

Solo nos resta tener presente sacar nuestra tarta una media hora antes de que vayamos a servirla. O el tiempo necesario para que no esté demasiado dura a la hora de consumir.

Es recomendable no guardar este platillo por varios días. Es una receta para comer fresca, a poco tiempo de ser elaborada.

Por último, sugerimos decorarla con rodajas de la protagonista: la “fruta de la pasión”.

En Directorio Cubano esperamos sus comentarios. Y nos encanta que se animen a compartir también con nuestra comunidad sus propias recetas de cocina.

Looks like you have blocked notifications!

Sigue leyendo en Directorio Cubano


Únete al Canal más grande sobre temas migratorios en Telegram

Tu opinión nos importa, ¡déjanos un comentario!