Bizcochitos de ajonjolí

El ajonjolí, o sésamo, tiene una presencia discreta en la cocina cubana. Por lo general lo venden acaramelado, en barra. Es una semilla muy nutritiva, y en realidad podemos emplearla en un montón de recetas, de diferentes formas. Directorio Cubano propone ahora una variante.

Vamos a darle vida nueva a dos platillos. Como base, traemos los mundialmente conocidos bizcochos. Y como complemento maravilloso el ajonjolí.

Ingredientes:

  • 1 ¼ taza de harina de trigo cernida
  • 2 huevos
  • 1 ¼ taza de ajonjolí
  • 6 cucharadas de ajonjolí (aparte)
  • 1 ½ taza de azúcar glass
  • 1 ½ cucharadita de polvo de hornear (o bicarbonato)
  • ½ taza de mantequilla o margarina (a temperatura ambiente, o si no precalentada para que ablande)
  • 1 cucharada de agua de azahar

Así indica la receta original. En el extranjero, venden el agua de azahar ya envasada, y también podemos hacerla en casa. Si alguien la consigue: ¡perfecto! Pero Directorio Cubano investigó si era posible sustituir este ingrediente, casi desconocido en la cocina de la isla.


Para comer bajo de gluten: harina de avena. ¿Cómo hacerla en casa?

Y resulta que, por suerte, sí podemos intercambiarla por otro ingrediente conservando el espíritu de la receta. Las sustitutas son la ralladura de naranja y la ralladura de limón. Recordemos rallar solo la parte coloreada (externa) de la cáscara. Si rallamos la parte blanca daremos al plato un sabor amargo.


Preparación:

  1. Tostamos el ajonjolí en un sartén, sin dejar de remover, por entre 5 o 7 minutos. Debemos dejarlo doradito, no quemado. Reservamos en un recipiente.
  2. En el mismo sartén ponemos también la harina a tostar. Debemos remover siempre hasta dorarla. El tiempo es más menos el mismo que para el ajonjolí.
  3. Molemos el ajonjolí. Cuando recupere la temperatura ambiente lo ponemos en el procesador de alimentos (o en otro equipo al efecto). Lo molemos dos veces para mejor resultado.
  4. En una vasija honda mezclamos bien el ajonjolí molido, la harina tostada, el azúcar glass y el polvo de hornear.
  5. Abrimos un hueco en el centro y echamos los dos huevos (ya batidos), el agua de azahar (o la ralladura de naranja/limón) y la mantequilla.
  6. Amasamos muy bien, la masa debe quedar pegajosa.
  7. Formamos con ella bolitas medianas. (Si quedó muy pegajosa, nos untamos las manos en aceite para amoldar).
  8. Extendemos las semillas de ajonjolí sin moler sobre un plato, y sobre ellas aplastamos las bolitas de masa. Toman forma de torticas achatadas, y las cubrimos de semillas por ambas caras.
  9. Luego las ponemos en la bandeja para hornear (bien untada de aceite).
  10. Horneamos por 20 a 25 minutos, hasta dorarlas. (Debemos precalentar el horno a 180º Celsius).
Para comer bajo de gluten: harina de avena. ¿Cómo hacerla en casa?

Después de sacarlos del horno, dejamos enfriar los bizcochos por unos10 minutos en la misma bandeja, y luego los despegamos. “Cuando enfrían completamente los guardamos en una lata o vasija de cristal hermética, para conservarlos crujientes”, recomienda Raquel M.

¡Ya queremos probarlos! Directorio Cubano complace, y espera sus opiniones sobre esta o cualquier otra de las recetas que publicamos. ¿Se animan a compartir sus propios platillos?

Looks like you have blocked notifications!

Sigue leyendo en Directorio Cubano


Únete al Canal más grande sobre temas migratorios en Telegram

Tu opinión nos importa, ¡déjanos un comentario!